Rarísimas las vueltas de David Lynch. Cuando muchos todavía creían que el realizador odiaba el formato DVD –porque no grababa comentarios de audio ni dejaba que sus películas estuviesen divididas en capítulos– el tipo emergió con una notable edición de Inland Empire, cargada de extras. Bueno, parece que le quedó gustando: en este último año […]

  • 27 noviembre, 2008

Rarísimas las vueltas de David Lynch. Cuando muchos todavía creían que el realizador odiaba el formato DVD –porque no grababa comentarios de audio ni dejaba que sus películas estuviesen divididas en capítulos– el tipo emergió con una notable edición de Inland Empire, cargada de extras. Bueno, parece que le quedó gustando: en este último año y medio empleó parte de su tiempo libre en ensamblar la monumental The Lime Green Set, colección de 10 discos que, por un buen tiempo, serán la palabra final de Lynch acerca de sus filmes clásicos. ¿Qué películas vienen dentro de la cajita? Entre lo que ya estaba editado: Los cortos de David Lynch, la edición remasterizada de Eraserhead (+ banda sonora), El hombre elefante (+ un disco inédito de extras), Terciopelo azul (en mezcla 5.1), Corazón salvaje y los cortos digitales (Dumbland, Rabbits).

¿Y lo nuevo? Básicamente dos cosas: el debut en disco de la Industrial Symphony Nº1 y el Mystery Disc. Este último es lo que ha despertado mayor interés entre los ansiosos, ya que aparte de contener una buena cantidad de cortos que Lynch filmó para diversos festivales de cine, incluye alrededor de dos horas de escenas extras de Corazón salvaje, que tal como en el caso de los extras de Inland empire, son suficientes para armar una suerte de película paralela.

Tan lanzado anda Lynch en su cruzada digital que está convenciendo a MK2, la productora de Twin Peaks fire walk with me, de hacer una edición con todo el material inédito (casi 20 escenas) y acaba de crear un corto digital para Cartier. “Se trata de un nuevo tipo de formato casero, películas proyectadas en un mini domo”. No está claro si Lynch espera que su público cambie sus recién adquiridas LCD planas por domos curvos, pero sí que hay muchos interesados por comprar The Lime Green Set, aunque cueste 180 dólares.
Algo caro, en estos días de crisis.