El fin de semana el diario El Mundo publicó una lista con el nombre de 68 “grandes clientes” del Banco Popular que retiraron 2.900 millones de euros antes que éste quebrara. Entre ellos hay importantes accionistas y empresas públicas como Seguridad Social con 1.140 millones, seguida del gobierno canario, el Ayuntamiento de Barcelona de Ada […]

  • 4 enero, 2018

El fin de semana el diario El Mundo publicó una lista con el nombre de 68 “grandes clientes” del Banco Popular que retiraron 2.900 millones de euros antes que éste quebrara. Entre ellos hay importantes accionistas y empresas públicas como Seguridad Social con 1.140 millones, seguida del gobierno canario, el Ayuntamiento de Barcelona de Ada Colau, empresas de mayoría estatal como Adif, Enaire, Loterías y Cesce.

Este es un dato que Andrónico Luksic mira con detención. En mayo de 2017 el presidente de Quiñenco adquirió un 3% del banco, convirtiéndose en uno de los principales accionistas. Un mes después Popular fue intervenido por el gobierno español y reguladores europeos. Tras el salvataje, el Banco Santander pagó 1 euro por la propiedad. Luksic perdió cerca de 100 millones de dólares y presentó una demanda ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en la que pidió detalles de la intervención. Uno de los antecedentes que hoy analiza e investiga la defensa –encabezada en Chile por el abogado Rodrigo Hinzpeter y en España por Miguel Roca-, es si el gobierno le informó a las entidades del listado lo que haría. Eso hablaría de un posible uso de información privilegiada. Pero lo más importante, explican cercanos al empresario, es que demostraría que esto se resolvió entre el 5 y el 7 de junio.