El verano en la capital puede ser muy entretenido, incluso más atractivo que llegar a una playa sin espacio para tu toalla.
Es por eso que aquí te recomendamos 5 trekking para realizar a pocos minutos de Santiago, donde te podrás encontrar con cascadas, montañas, ríos y fauna interesante.

  • 16 enero, 2019

Para los que quieran salir de Santiago, pero al mismo tiempo no alejarse tanto de él,   el cajón del Maipo tiene muchas opciones entretenidas.  El embalse el Yeso es un clásico lugar que se le recomienda a los santiaguinos, pero si usted ya lo conoce le recomiendo que siga ese mismo camino hasta el final, ahí llegará a las termas del plomo , un lugar recomendado para quienes quieran acostarse a descansar en termas naturales. Por otro lado, si usted es de los míos, su instinto explorador lo llevará a aventurarse en un trekking hacia la Laguna de Los Patos. Un lugar escondido en nuestra cordillera que desaparece totalmente en invierno por lo que se recomienda hacerlo entre noviembre y mayo. Con la belleza del paisaje la hora que se demora en llegar a destino es posible que se alargue por las constantes ganas de tomar fotografías. El camino, entre la cordillera y por la ladera del río terminaran por dejarlo alucinado. $6.000

Laguna de los Patos.

 

Sendero de vuelta a las termas del plomo. Foto por: M. Isabel Maturana R.

Dentro de la ciudad, en la comuna de La Reina, se encuentra un buen lugar para descansar, desconectarse y al mismo tiempo hacer buena actividad física: el parque Aguas de San Ramón. Aquí se pueden realizar distintos trekking, el más recomendado es el que recorre todo el parque, llegando hasta los saltos de Apoquindo (18 km). El ruido del río acompañaran esta caminata haciéndola agradable.  Por la época se recomienda llevar bloqueador solar y mucha agua. $3.000 adultos y $2.000 niños.

Llegando a los saltos. Foto por: M. Isabel Maturana R.

 

Para quienes sean fanáticos de mirar Santiago desde arriba, pero no tienen suficiente dinero como para arrendar un helicóptero, la solución está en subir un cerro. Si está aburrido de subir el manquehuito o cree no tener el estado físico para lograrlo ¡este es su destino! El Morro las Papas (7 km)  tiene un sendero que es apto para hacerlo en familia, ya que es de baja dificultad, al tener una pendiente levemente inclinada. La entrada es por el estadio de San Carlos de Apoquindo. $3.000 adultos,  $2.000 niños.

Vista desde el Morro las Papas.

El Mirador de Cóndores puede ser incluso uno de los más atractivos de esta lista.  Lo más difícil de este lugar será encontrar la entrada, no está muy señalizado. La aplicación que recomiendo usar, no solo para este, sino que para todos los trekking es “Suda”, con esta se hace muy fácil encontrar los lugares y tomar el tiempo, además de armar rutas nuevas. Este lugar queda ubicado en el sector de Alfafal en el cajón del Maipo, el trekking es de 10 km, y la duración dependerá de la estadía en el mirador, algunos van a ver el amanecer con un buen desayuno, otro deciden llegar a almorzar y otros simplemente llegan a fotografiar a los grandes cóndores. Este es un lugar de silencio, puesto que estamos “colándonos” al hábitat de estos animales. Es necesario ser respetuosos con su hogar. Entrada gratuita.

Vista en la mitad del camino. Foto por: M. Isabel Maturana R.

 

Foto por: Cristián Silva V

Avistamiento de cóndores desde el mirador. Foto por: Cristián Silva Valenzuela

Por Farellones se podrán encontrar con la entrada al parque Yerba Loca, aquí las actividades a realizar son diversas, pero vale la pena aclarar que el sendero que lleva al glaciar la Paloma (muy recomendado y cotizado en esta época)  se encuentra cerrado por posibles desprendimientos rocosos. Pero hay otra muy buena opción, se trata del refugio Alemán, un muy buen trekking para realizar en familia y disfrutar el aire de la montaña.                                                                                                                            $2.000 niños $3.000 adultos por día.

Refugio Alemán de La Parva.

Para todos estos trekking se recomienda llevar un buen bloqueador solar, zapatos de excursión, y en los senderos que van por la mitad de montaña más vale prevenir con un poleron abrigado.