En pleno proceso de aprobación para abrir el cuarto Liguria, esta vez en el barrio Lastarria, están los hermanos Marcelo y Juan Pablo Cicali. El primer obstáculo que lograron saltar fue la aprobación del Consejo de Monumentos Nacionales, permiso que obtuvieron a mediados de marzo. Ahora resta que haga su parte la Dirección de Obras Municipales, dado que el local estará ubicado en un edificio de conservación histórica.

  • 12 abril, 2012

En pleno proceso de aprobación para abrir el cuarto Liguria, esta vez en el barrio Lastarria, están los hermanos Marcelo y Juan Pablo Cicali. El primer obstáculo que lograron saltar fue la aprobación del Consejo de Monumentos Nacionales, permiso que obtuvieron a mediados de marzo. Ahora resta que haga su parte la Dirección de Obras Municipales, dado que el local estará ubicado en un edificio de conservación histórica.

Con esa aprobación –que se espera esté lista en junio- las grúas, retroexcavadoras y demoledoras podrán empezar a dar forma al que será el próximo Liguria, sin tocar eso sí, la fachada y la estructura base. El arquitecto a cargo del proyecto, Patricio Rodríguez, de la empresa Fundart, cuenta que hay dos pasos fundamentales que se harán apenas se dé luz verde al proyecto. El primero será echar abajo un edificio de los 70 que está detrás de la estructura, para levantar una nueva construcción destinada a los servicios del restaurante, oficinas y salas para las clases de cocina. El segundo paso será hacer una excavación para crear un subterráneo; porque, aparte de los cuatro pisos que tendrá el bar, sus dueños quieren un sector en el subsuelo. “La idea es que sea un lugar donde haya recovecos y que nada sea predecible. Se espera que esté listo para atender a sus fieles clientes, a comienzos de 2014”, explican.