Acostumbrada a ser número uno en los mercados donde opera, la fi rma mexicana Casa Saba no la tiene nada de fácil en Chile, donde Farmacias Ahumada hace rato que perdió el liderazgo al que estaba acostumbrada. Se trata, además, de un mercado diferente al mexicano, ajeno a las guerras de precios al nivel que se dan en nuestro país. Pero supimos que la fi rma azteca viene con todo y no sólo a Chile, sino a Latinoamérica, donde pretende extender sus tentáculos a países vecinos, como es el caso de Perú. Nos contaron que estaría participando del proceso de compra de la mayor cadena farmacéutica del país del norte, Inkafarma, en la que aún tendría participación el empresario local Alejandro Weinstein quien, luego de salir de la propiedad de Salcobrand en 2005, se quedó con un porcentaje de la ex fi lial de la farmacia chilena en Perú.

Conocedores de la operación hablan de un negocio avaluado en más de 200 millones de dólares y en el cual están interesados grandes conglomerados económicos de la región.

  • 16 noviembre, 2010

Acostumbrada a ser número uno en los mercados donde opera, la fi rma mexicana Casa Saba no la tiene nada de fácil en Chile, donde Farmacias Ahumada hace rato que perdió el liderazgo al que estaba acostumbrada. Se trata, además, de un mercado diferente al mexicano, ajeno a las guerras de precios al nivel que se dan en nuestro país. Pero supimos que la fi rma azteca viene con todo y no sólo a Chile, sino a Latinoamérica, donde pretende extender sus tentáculos a países vecinos, como es el caso de Perú. Nos contaron que estaría participando del proceso de compra de la mayor cadena farmacéutica del país del norte, Inkafarma, en la que aún tendría participación el empresario local Alejandro Weinstein quien, luego de salir de la propiedad de Salcobrand en 2005, se quedó con un porcentaje de la ex fi lial de la farmacia chilena en Perú.

Conocedores de la operación hablan de un negocio avaluado en más de 200 millones de dólares y en el cual están interesados grandes conglomerados económicos de la región.

Acostumbrada a ser número uno en los mercados donde opera, la fi rma mexicana Casa Saba no la tiene nada de fácil en Chile, donde Farmacias Ahumada hace rato que perdió el liderazgo al que estaba acostumbrada. Se trata, además, de un mercado diferente al mexicano, ajeno a las guerras de precios al nivel que se dan en nuestro país. Pero supimos que la fi rma azteca viene con todo y no sólo a Chile, sino a Latinoamérica, donde pretende extender sus tentáculos a países vecinos, como es el caso de Perú. Nos contaron que estaría participando del proceso de compra de la mayor cadena farmacéutica del país del norte, Inkafarma, en la que aún tendría participación el empresario local Alejandro Weinstein quien, luego de salir de la propiedad de Salcobrand en 2005, se quedó con un porcentaje de la ex fi lial de la farmacia chilena en Perú.

Conocedores de la operación hablan de un negocio avaluado en más de 200 millones de dólares y en el cual están interesados grandes conglomerados económicos de la región.