Hoy es posible de ordenar en línea casi cualquier producto y recibirlo al día siguiente, al menos en Estados Unidos. Compañías como Amazon y Google están llevando esta idea un paso más allá, experimentando con drones para entregar paquetes horas después de hacer sus compras. Alphabet, la compañía madre de Google, quiere empezar a hacerlo […]

  • 4 noviembre, 2015

coffee-drones

Hoy es posible de ordenar en línea casi cualquier producto y recibirlo al día siguiente, al menos en Estados Unidos. Compañías como Amazon y Google están llevando esta idea un paso más allá, experimentando con drones para entregar paquetes horas después de hacer sus compras.

Alphabet, la compañía madre de Google, quiere empezar a hacerlo el 2017. Amazon también manifestó su interés de entregar productos en media hora o menos a través de su proyecto Amazon Prime Air. Walmart recientemente pidió un permiso especial para testear drones comerciales.

La promesa de recibir productos minutos después de ordenarlos es tentadora. Sin embargo, [tweetable]hay una serie de vallas que saltar antes de que la entrega hecha por drones sea una realidad[/tweetable]. El mayor obstáculo es la Administración Federal Aérea, encargada de observar el espacio aéreo estadounidense, que ha sido lento en establecer reglas claras en cuanto al uso comercial y servicio de entrega de los drones.

Un gran desafío es mantener el cielo seguro. Amazon propuso un plan para designar ciertas áreas para el movimiento de drones. Sin embargo, no está permitida su circulación a menos de 5 millas de un aeropuerto, a menos que reciban un permiso especial, lo que sería un problema para los consumidores que viven en los alrededores.

El otro problema es el de las baterías de litio que no darían suficiente al dispositivo para acarrear paquetes pesados durante un vuelo extenso.
Pero la pregunta más importante aún no ha sido respondida: ¿realmente los consumidores necesitan esta tecnología?

Revise el artículo completo en Time.