La posible renuncia de la ministra de Justicia, Javiera Blanco, se mantuvo como comentario en los pasillos de La Moneda durante toda la semana pasada, en especial el miércoles, luego de que la oposición aprobara la interpelación por las crisis en el Sename y Gendarmería. Pero más allá de las especulaciones la salida no se […]

  • 25 julio, 2016

la-moneda

La posible renuncia de la ministra de Justicia, Javiera Blanco, se mantuvo como comentario en los pasillos de La Moneda durante toda la semana pasada, en especial el miércoles, luego de que la oposición aprobara la interpelación por las crisis en el Sename y Gendarmería.

Pero más allá de las especulaciones la salida no se concretó. Pero ello no quiere decir, de hecho, que Blanco y otros de sus ministros acompañarán a Bachelet hasta la mañana del 11 de marzo de 2018, cuando culmina su mandato.

De hecho, más que una eventual renuncia de Blanco, lo que debería concretarse es el anunciado cambio de gabinete, que existe la posibilidad que pudiera ocurrir en unas pocas semanas, luego de que trascendiera que la mandataria ha llamado uno por uno a sus ministros para preguntarles quiénes quieren irse del gobierno para ser candidatos al Parlamento.

“La idea es evitar cualquier conflicto”, habría comentado la jefa de Estado a su círculo más cercano. Ello porque el inciso final del artículo 57 de la Constitución establece que los ministros están inhabilitados para ser candidatos a diputados o senadores, a menos que hayan dejado sus cargos un año antes de la elección.

Lo cierto es que ya suenan varios nombres para dejar el gabinete e iniciar una aventura parlamentaria. Entre ellos, los de Ximena Rincón, Marcelo Díaz, Claudia Pascual y José Antonio Gómez, además de Blanco y Pablo Badenier, quienes podrían ser reubicados o simplemente dejar el gobierno.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.