Construir un estadio de fútbol no es fácil. Hay mucho que pensar, desde capacidad de viabilidad a la estética. Pero al ser los escenarios más grandes del mundo, deben ser inspiradores, y si bien el tamaño es importante, la planificación y la construcción son la clave. Por eso, es comprensible que no todos los planes […]

  • 4 noviembre, 2015

Construir un estadio de fútbol no es fácil. Hay mucho que pensar, desde capacidad de viabilidad a la estética. Pero al ser los escenarios más grandes del mundo, deben ser inspiradores, y si bien el tamaño es importante, la planificación y la construcción son la clave.

Por eso, es comprensible que no todos los planes se concreten.

Hay algunos estadios que fueron objetos de debate y que luego de muchas discusiones, nunca salieron de la página del arquitecto.

Estos son [tweetable]los mejores estadios de fútbol que nunca llegaron a existir[/tweetable].

Liverpool

Estadio-liverpool

En 2007, los Reds revelaron planes para un nuevo estadio de 60.000 plazas en Stanley Park, cerca de la actual sede de Anfield.

A pesar del entusiasmo de los anteriores propietarios Tom Hicks y George Gillett, el plan fue desechado después de una reunión entre los arquitectos HKS y el Ayuntamiento de Liverpool.

 

Everton

Estadio-everton

En 2006, Everton parecía construir un nuevo proyecto del estadio de 50.000 asientos en Kirkby, para reemplazar su actual casa de Goodison Park.

El equipo de la Premier League intentó crear una asociación con el gigante Tesco, cuyo presidente ejecutivo, Sir Terry Leahy, es conocido por ser a la vez un admirador y asesor ocasional para el club. Sin embargo, la propuesta fue rechazada por el gobierno.

 

Portsmouth

Estadio-Portsmouth

Conocido por su diseño del Allianz Arena y el estadio nacional de Pekín, el estudio de arquitectura suizo Herzog & Meuron hizo planes para el nuevo estadio Portsmouth FC para sustituir al que tiene en Fratton Park.

El estadio se diseñó para albergar 36.000 aficionados. Con un potencial de inversión financiera de £ 600 millones y las preocupaciones de los consejeros locales, el club intentó varios diseños y lugares diferentes en un intento de hacer que estos planes funcionan. Sin embargo, la crisis financiera de 2008 puso fin a cualquier posibilidad de un nuevo estadio.

 

Chelsea

estadio-chelsea

En 2012, el Chelsea hizo una oferta ambiciosa para comprar Battersea Power Station y convertirlo en un nuevo estadio de 60.000 asientos para reemplazar a Stamford Bridge.

Los planes eran ciertamente muy llamativos, pero los azules no ganaron la licitación.

 

Tottenham

estadio-Tottenham

Antes de que West Ham fueran confirmados como los nuevos residentes del Estadio Olímpico (se moverán en la próxima temporada), había otros planes alternativos que, por su puesto, ya no se llevarán a cabo.

 

Lazio

estadio-lazio

Su propuesta del Stadio delle Aquile habría tenido espacio para 40.000 aficionados y un techo transparente con paneles solares. Pero crisis financiera hizo que su nuevo estadio se viera realmente diferente.

Revise el listado completo en Mirror.