Con una extraña escena se encontraron a principios de julio los habitantes de la población Villa el Cobre de Peñalolén. En un entrecortado español, unos 30 gringos estaban aplicando la encuesta CASEN en el barrio.

Y por si fuera poco, después los extranjeros se quedaron a tomar té con sopaipillas y empanadas en casa de una de las vecinas del barrio.

Grande fue la sorpresa de todos cuando se enteraron de que se trataban de alumnos de la Universidad de Berkeley –California- que en conjunto con Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile estaban conociendo de primera mano cómo se mide y contabiliza la forma de vida, ingresos y proyectos de las familias más pobres de Chile, materia que además ha estado en el debate político por estos días.

El simulacro de la CASEN formaba parte de una clase sobre desarrollo socioeconómico para que los estudiantes estadounidenses pudiesen ampliar su experiencia y visión sobre el país.

  • 14 agosto, 2012

Con una extraña escena se encontraron a principios de julio los habitantes de la población Villa el Cobre de Peñalolén. En un entrecortado español, unos 30 gringos estaban aplicando la encuesta CASEN en el barrio.

Y por si fuera poco, después los extranjeros se quedaron a tomar té con sopaipillas y empanadas en casa de una de las vecinas del barrio.

Grande fue la sorpresa de todos cuando se enteraron de que se trataban de alumnos de la Universidad de Berkeley –California- que en conjunto con Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile estaban conociendo de primera mano cómo se mide y contabiliza la forma de vida, ingresos y proyectos de las familias más pobres de Chile, materia que además ha estado en el debate político por estos días.

El simulacro de la CASEN formaba parte de una clase sobre desarrollo socioeconómico para que los estudiantes estadounidenses pudiesen ampliar su experiencia y visión sobre el país.