¿Cómo puede lidiar una empresa cervecera con un crecimiento cada vez menor de su negocio? Si eres la compañía matriz de la cerveza Corona, la respuesta es: invertir en la industria de la marihuana. Constellation Brands, que también produce el vino Robert Mondavi y el vodka Svedka, anunció el 15 de agosto pasado una inversión […]

  • 21 agosto, 2018

¿Cómo puede lidiar una empresa cervecera con un crecimiento cada vez menor de su negocio? Si eres la compañía matriz de la cerveza Corona, la respuesta es: invertir en la industria de la marihuana.

Constellation Brands, que también produce el vino Robert Mondavi y el vodka Svedka, anunció el 15 de agosto pasado una inversión de 4000 millones de dólares en Canopy Growth, una empresa canadiense que produce cannabis y cotiza en la bolsa. El acuerdo se da apenas diez meses después de que Constellation comprara el 10 por ciento de las acciones de Canopy con la intención de crear bebidas no alcohólicas con infusión de cannabis y otros productos.

La inversión de Constellation, el acuerdo más costoso de su tipo que se da a conocer en la industria de la marihuana, demuestra lo que las empresas de bebidas alcohólicas están dispuestas a hacer para seguir creciendo. A medida que cae la venta de cerveza en mercados como el estadounidense, las cerveceras han apostado por la industria del cannabis en momentos en que avanza la despenalización y legalización en ciertas partes del mundo.

En Estados Unidos, por ejemplo, la empresa de investigación de mercado Euromonitor cree que las ganancias de la industria de marihuana legal podrían alcanzar los 20.000 millones de dólares para 2020; en 2015 el monto era de 5400 millones de dólares.

Varios estados han legalizado el uso recreativo del cannabis, aunque la compra o posesión aún es un delito a nivel federal estadounidense. Sin embargo, en países como Canadá el uso recreativo es legal.

“El surgimiento del cannabis legal en varios estados estadounidenses y en Canadá probablemente resultará en cambios en la cantidad de ingresos excedentes o en las preferencias de consumidores destinados a la cerveza”, indica un reporte de Molson Coors (que fabrica cervezas como Blue Moon o Cobra) a sus accionistas.

Hasta ahora, Heineken y Molson Coors han buscado vender bebidas con infusión de cannabis. Lagunitas, de Heineken, vende agua con gas que tiene THC, el ingrediente activo de la marihuana. Y Molson Coors tiene una iniciativa conjunta con Hydropothecary, que cultiva marihuana, para hacer bebidas similares.

Constellation ahora tendrá un 38 por ciento de las acciones de Canopy y los derechos para aumentar su porcentaje hasta el 50 por ciento.

“Como la empresa líder en el ámbito de bebidas alcohólicas, anticipamos beneficios de la inversión en cannabis, que vemos como algo que aumentará nuestro portafolio base de cerveza, vinos y licores”, dijo Robert Sands, director ejecutivo de Constellation.

Sin embargo, tales inversiones también enfrentan retos. En Estados Unidos, el Departamento de Justicia ha dejado en vilo la regulación futura del cannabis, porque promete mano dura contra cualquier delito vinculado con la marihuana.

Y hay cierta resistencia de parte de los accionistas: el día en el que Constellation anunció la inversión, la cotización de acciones de Canopy aumentó 30 por ciento, pero las de Constellation disminuyeron 6 por ciento.

Fuente: The New York Times