Enfático y enérgico, Javier Martínez Seguí responde al teléfono muy brevemente que “está tranquilo y trabajando con fuerza”. El presidente del directorio de Enjoy no ha tenido respiro. Las últimas semanas ha hecho malabares parar ver la manera de salvar a la compañía de juegos, que en estos momentos está en pleno proceso de reorganización […]

  • 8 mayo, 2020

Enfático y enérgico, Javier Martínez Seguí responde al teléfono muy brevemente que “está tranquilo y trabajando con fuerza”. El presidente del directorio de Enjoy no ha tenido respiro. Las últimas semanas ha hecho malabares parar ver la manera de salvar a la compañía de juegos, que en estos momentos está en pleno proceso de reorganización judicial. Acompañado en todo momento de su “círculo de hierro”, compuesto por el abogado Octavio Bofill; el gerente general de la compañía, Rodrigo Larraín, y el abogado Nelson Contador, el grupo se juega las cartas por que la salida a esta crisis será un acuerdo con los acreedores, para evitar a toda costa la quiebra de la cadena de casinos más importante del país. Entre ellos hay permanente comunicación diaria por videoconferencia, mañana y tarde. El proceso lo está liderando Larraín, quien se encuentra abocado en reuniones estratégicas con acreedores todos los días, algunas de ellas presenciales –las menos–, dada la contingencia sanitaria.
La firma controlada por la familia Martínez junto al fondo Advent ha sido la única de la industria que, por el momento, se ha visto en esta situación. Cercanos al empresario sostienen que hay buena disposición del mercado para encontrar una solución a la reorganización que permita la continuidad de la empresa, y destacan que cuenta con activos inmobiliarios atractivos que podrían vender a fondos de inversión y seguir operando a través de arriendos, idea que ya estaba en los planes de la compañía hace meses.
Fuentes conocedoras señalan que posiblemente no sea la única en tener que realizar un proceso similar, considerando que su complicada situación financiera se repite en el resto del sector, el cual ha sido fuertemente golpeado: el coronavirus obligó a cerrar las puertas de toda la industria del entretenimiento masivo.

Te invitamos a seguir leyendo nuestros contenidos. Puedes acceder al papel digital haciendo click aquí y suscribirte para recibir Capital en este enlace.