¿Qué llevó a Moneda, Celfin, Larraín Vial y Bice a involucrarse en la administración de las inversiones de Sebastián Piñera? Porque dicen que el candidato tiene fama de negociar muy bien las comisiones que paga (y que en este caso sería “fija y de mercado”) y, probablemente, esperar rentabilidades en línea con su historial de […]

  • 12 mayo, 2009

¿Qué llevó a Moneda, Celfin, Larraín Vial y Bice a involucrarse en la administración de las inversiones de Sebastián Piñera? Porque dicen que el candidato tiene fama de negociar muy bien las comisiones que paga (y que en este caso sería “fija y de mercado”) y, probablemente, esperar rentabilidades en línea con su historial de negocios. Todo ello, en el marco de ataques y descalificaciones políticas (sustentadas en la relación previa que existiría entre estas firmas y el propio Piñera) a las cuales –de seguro- no están acostumbradas.

Cuentan que el proceso fue abierto, con varias empresas interesadas que respondieron a la muy amplia propuesta que les hizo el equipo de Piñera, encabezado por el abogado Fernando Barros y Nicolás Noguera, de Bancard. “Teníamos que hacer una propuesta de administración, decir cuánto cobraríamos y punto”, explica uno de los involucrados.

¿Qué pueden ofrecer a cambio? En general, el manejo de portafolios de terceros muestra rentabilidades de entre 10% y 15%, bastante inferiores al más de 30% de retorno que algunos adjudican al historial inversionista de Piñera. “Siempre ha mostrado un perfil más agresivo que difícilmente podremos mantener nosotros”, añaden.

Literatura sobre las pasadas de Piñera hay mucha. Por ejemplo, en 2005 vendió sus Telefónica Chile consiguiendo una utilidad superior al 30%. Antes, en 1995, había comprado acciones de Entel –cerca de 10 millones de dólares- cuando éstas alcanzaban los 850 pesos y las vendió un año más tarde cuando costaban 4.800.

Compró acciones de SQM cuando sus títulos aún no se disparaban por la fi ebre del litio y los fertilizantes, y en 2001 adquirió acciones de Colbún cuando el precio estaba en 31,3 pesos y las empezó a vender cuando estaba a 60 pesos. Así las cosas, el fi deicomiso también se traduciría en un protagonista menos en esto de las “movidas” del mercado bursátil local.