Tres son los frentes que comprende la estrategia que acordó la UDI con el gobierno de Sebastián Piñera para intentar revertir la decisión argentina de no extraditar al Galvarino Apablaza, ex frentista acusado de participar en el asesinato de Jaime Guzmán. La primera línea es permanecer en Buenos Aires a través de una fuerte presión mediática y para ello fue que el gobierno presentó la semana pasada un recurso de reconsideración ante la Comisión Nacional de Refugiados, el organismo que determinó que el comandante Salvador se quedaba en Argentina. Si les va mal con eso, La Moneda evalúa además recurrir a los tribunales de ese país.

La estrategia contempla también otro frente internacional. La segunda línea que seguirán es que la UDI recurrirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para reclamar por el asilo político, argumentando la “incorrecta aplicación” del estatuto del refugiado por parte del CONARE. Y para eso, ya cuentan con un equipo de abogados que hará la presentación. En ese mismo sentido va la tercera línea de la estrategia: el Estado de Chile también iría en consulta ante el mismo tribunal internacional.

  • 19 octubre, 2010

Tres son los frentes que comprende la estrategia que acordó la UDI con el gobierno de Sebastián Piñera para intentar revertir la decisión argentina de no extraditar al Galvarino Apablaza, ex frentista acusado de participar en el asesinato de Jaime Guzmán. La primera línea es permanecer en Buenos Aires a través de una fuerte presión mediática y para ello fue que el gobierno presentó la semana pasada un recurso de reconsideración ante la Comisión Nacional de Refugiados, el organismo que determinó que el comandante Salvador se quedaba en Argentina. Si les va mal con eso, La Moneda evalúa además recurrir a los tribunales de ese país.

La estrategia contempla también otro frente internacional. La segunda línea que seguirán es que la UDI recurrirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para reclamar por el asilo político, argumentando la “incorrecta aplicación” del estatuto del refugiado por parte del CONARE. Y para eso, ya cuentan con un equipo de abogados que hará la presentación. En ese mismo sentido va la tercera línea de la estrategia: el Estado de Chile también iría en consulta ante el mismo tribunal internacional.

Tres son los frentes que comprende la estrategia que acordó la UDI con el gobierno de Sebastián Piñera para intentar revertir la decisión argentina de no extraditar al Galvarino Apablaza, ex frentista acusado de participar en el asesinato de Jaime Guzmán. La primera línea es permanecer en Buenos Aires a través de una fuerte presión mediática y para ello fue que el gobierno presentó la semana pasada un recurso de reconsideración ante la Comisión Nacional de Refugiados, el organismo que determinó que el comandante Salvador se quedaba en Argentina. Si les va mal con eso, La Moneda evalúa además recurrir a los tribunales de ese país.

La estrategia contempla también otro frente internacional. La segunda línea que seguirán es que la UDI recurrirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para reclamar por el asilo político, argumentando la “incorrecta aplicación” del estatuto del refugiado por parte del CONARE. Y para eso, ya cuentan con un equipo de abogados que hará la presentación. En ese mismo sentido va la tercera línea de la estrategia: el Estado de Chile también iría en consulta ante el mismo tribunal internacional.