Luego de que el pasado mes de Enero, las baterías de dos aviones Dreamliner 787 de Boeing se sobrecalentantaran produciendo un cortocircuito, la Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA), ordenó estacionar las aeronaves para someterlas a uns investigación que determine la causa del problema, impidiéndoles volar por un tiempo indefinido. Unos días mas […]

  • 6 marzo, 2013

Luego de que el pasado mes de Enero, las baterías de dos aviones Dreamliner 787 de Boeing se sobrecalentantaran produciendo un cortocircuito, la Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA), ordenó estacionar las aeronaves para someterlas a uns investigación que determine la causa del problema, impidiéndoles volar por un tiempo indefinido.

Unos días mas tarde, el Secretario de Transporte estadounidense Ray LaHood afirmó que estos aviones no volverán a volar hasta que los reguladores esten “1.000% seguros” de su seguridad.

Desde entonces que la Junta Nacional de Seguridad del Transporte estudia cuál fue la causa que produjo el cortocircuito. Se esperaba que esta semana se entregara información detallada acerca del sobrecalentamiento en las baterías, sin embargó, la agencia informó que tomará más tiempo llegar al detalle del asunto.

Hace dos semanas, Boeing propuso un plan para reparar los aviones, lo que pretendía ser un gran avance para que sus Dreamliner 787 volvieran a volar en el corto plazo. Sin embargo, los expertos dijeron que esto será difícil, mientras la causa del cortocircuito de las baterías continúe siendo un misterio.

Para más información entra a Business Insider.