Los autos eléctricos van a superar en ventas a los que utilizan combustibles fósiles dentro de dos décadas a medida que los precios de las baterías se desploman, transformando la industria global y amenazando a las economías que dependen de las exportaciones de petróleo. Bloomberg New Energy Finance (BNEF) proyecta que la adopción de vehículos […]

  • 12 julio, 2017

Los autos eléctricos van a superar en ventas a los que utilizan combustibles fósiles dentro de dos décadas a medida que los precios de las baterías se desploman, transformando la industria global y amenazando a las economías que dependen de las exportaciones de petróleo.

Bloomberg New Energy Finance (BNEF) proyecta que la adopción de vehículos libres de emisiones ocurrirá más rápido de lo estimado previamente debido a que los costos de manufacturas de los vehículos están disminuyendo de manera acelerada.

El cambio de características “telúricas” elevará la proporción de este tipo de autos a un tercio del total de la flota mundial de autos para 2040, eliminando de este modo unos requisitos de demanda cercanos a los 8 millones de barriles diarios, más que todos los 7 millones de barriles diarios que exporta actualmente Arabia Saudita.

“Esto es un tema económico, puro y simple económico”, explica el analista principal para el sector de BNEF, Colin McKerracher. “Los precios de las baterías de ion litio están cayendo antes de y más rápido de lo que la mayoría había esperado”.

Los pronósticos se conocen poco después de Volvo anunciara que dejará de producir vehículos tradicionales para 2019 y se enfocará solo en modelos eléctricos o híbridos.

Las proyecciones de BNEF son más radicales que las de la Agencia Internacional de Energía. La creciente inversión en baterías de ion litio, mayor capacidad de manufacturas en compañías automotrices como Tesla y Nissan Motor, al igual que la mayor demanda de consumidores desde China hasta Europa respaldan los pronósticos de BNEF, que además anticipa los siguientes hitos:

  • El consumo de electricidad para vehículos eléctricos crecerá a 1.800 terawatt-hora en 2040, 5% de la demanda global, desde solo 6 terawatt-hora en 2016.
  • En solo ocho años, los autos eléctricos tendrán precios igual de competitivos que los de sus pares a gasolina, elevando la flota global de estos modelos a 530 millones de unidades para 2040.
  • Actualmente existe una capacidad de manufactura para baterías de ion litio de autos eléctricos de 90 gigawatt hora, pero aumentará a 270 gigawatt hora para 2021.
  • La infraestructura de recarga eléctrica seguirá siendo un cuello de botella en los mercados clave de China, EEUU y Europa y los mercados emergentes para mediados de la década del ’30.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.