El subdirector del Centro de Desarrollo e Investigación del Consejo de Estado de China, Li Zuojun, escribió un paper donde explica que después de 30 años con una economía de rápido crecimiento, el país  se está restructurando, por lo que hoy enfrenta nueve grandes desafíos, informa Business Insider. Desaceleración del crecimiento económico: Al parecer, no es momentáneo, sino […]

  • 5 septiembre, 2012

El subdirector del Centro de Desarrollo e Investigación del Consejo de Estado de China, Li Zuojun, escribió un paper donde explica que después de 30 años con una economía de rápido crecimiento, el país  se está restructurando, por lo que hoy enfrenta nueve grandes desafíos, informa Business Insider.

  1. Desaceleración del crecimiento económico: Al parecer, no es momentáneo, sino que refleja la “dirección del mercado”. Esto significa que las empresas podrían sufrir pérdidas hasta incluso caer en bancarrota.
  2. Inflación a largo plazo: La inflación en el precio del consumidor ha variado de un 6,5% el año pasado a un 2,2% en junio de 2012. La inflación será un intermediario en este problema de largo plazo en China, por lo que el país deberá saber enfrentarlo con “tolerancia y resiliencia”.
  3. Acumulación de burbujas económicas: Estos años de rápido crecimiento han creado varias burbujas, por lo que ahora se teme que éstas revienten. “Si el gobierno usa una técnica espléndida de macro-control, dejando que el aire de las burbujas salga suavemente sin gatillar en una crisis financiera o social, mientras cultiva un nuevo crecimiento económico de la mano de nuevas ventajas competitivas para restructurar y levantar las empresas, esto sería un “aterrizaje suave” y las burbujas no explotarían”.
  4. Los desafíos de re-equilibrarse:  El país enfrenta los cambios de una demanda externa a una demanda interna, de un crecimiento guiado por inversiones a un crecimiento guiado por el consumo, de inversiones estatales a inversiones privadas, y de elementos tradicionales para la producción a elementos avanzados para la producción. China debe promover esto para mantener el ritmo del crecimiento económico.
  5. Adaptación de las industrias: Deben dejar de producir de más y mejorar sus tecnologías y administración, y contratar a personas con más estudios. También deben conservar la energía, un problema especialmente en el centro y oeste del país.
  6. Aumento de las restricciones en recursos y medio ambiente: La demanda de energía y materia prima es masiva en el país, pero existe mucha presión por limitar las emisiones de dióxido de carbono y proteger el ecosistema.
  7. Aumento de los costos sociales y disminución de los ingresos del Estado:  Al mejorar el desarrollo social, crecen los costos para el gobierno, ya que se debe gastar en pensiones, salud, educación, subsidios habitacionales, etc. Pero los ingresos del Estado a través de impuestos han caído, ya que a su vez han bajado los ingresos de las pequeñas y medianas empresas.
  8. Un debilitamiento del escenario internacional: Es probable que la desaceleración global persista por unos dos ó tres años más, afectado las exportaciones de China.
  9. La resistencia a las reformas: Aquellos con “intereses particulares” están en contra de realizar reformas a la economía del país.

Para tener más detalles, lea el artículo completo en Business Insider.