A pesar de la inclinación por la imaginería infantil y los ambientes de trabajo lúdico, Google es una compañía global masiva con más de 60.000 empleados y una capitalización de mercado de US$ 500 mil millones. Para mantenerse a la cabeza, necesita de los mejores talentos, y para mantener a los talentos, necesita fomentar equipos […]

  • 19 noviembre, 2015

googlers

A pesar de la inclinación por la imaginería infantil y los ambientes de trabajo lúdico, Google es una compañía global masiva con más de 60.000 empleados y una capitalización de mercado de US$ 500 mil millones. Para mantenerse a la cabeza, necesita de los mejores talentos, y para mantener a los talentos, necesita fomentar equipos creativos y productivos.

Un grupo de personas de Operaciones de Google entrevistó a más de 200 empleados de más de 180 equipos de Google durante los dos últimos años. El principal hallazgo fue que la dinámica del equipo es más importante que el talento de los individuos que lo componen.

Google anunció en su blog re:Work [tweetable]los cinco rasgos de los mejores equipos de Google[/tweetable]:

1. Establecen “seguridad psicológica”

“La seguridad psicológica fue de lejos el más importante de las cinco dinámicas que encontramos, ya que es el fundamento de los otros cuatro,” dijo la analista de Operaciones, Julia Rozovsky

Es un término que la profesora de Harvard Business School, Amy Edmondson, define como “una creencia compartida de que el equipo es seguro para la toma de riesgos interpersonales”.

Las personas en los equipos con mayor seguridad psicológica son menos propensos a dejar Google y son más propensos a aprovechar el poder de las diversas ideas de sus compañeros de equipo.

2. Necesitan fiabilidad

Google lo define como: “Los miembros del equipo hacen las cosas a tiempo y cumplen con la barra alta de excelencia de Google.”

Se necesita un promedio de seis semanas para asegurar un puesto en la empresa. Tan pronto como los empleados comienzan a fallar con sus responsabilidades más exigentes, todo su equipo sufre.

3. Tienen estructura y claridad

El jefe de Recursos Humanos de Google, Laszlo Bock, escribe en su libro “Reglas de trabajo!” que es esencial que los directivos del equipo monitoreen sus empleados sin microgestión.

Esta confianza se construye acordando un equipo y de manera individual con los roles claros, planes y metas.

4. Cada uno de los miembros tiene su propio significado

Estas funciones, planes y objetivos deben resonar personalmente con cada uno de los empleados, o de lo contrario no van a trabajar con todo su potencial ni se empujaran a nuevos límites.

Es la responsabilidad de un administrador garantizar que ningún miembro del equipo se sienta aparte.

5, Tienen un propósito común

Cada equipo tiene que preguntarse, “¿Creemos fundamentalmente que estamos haciendo cosas?”.

Bock escribe en su libro que él le dice a los gerentes que cuando hacen una nueva contratación, necesitan aclarar el propósito de su equipo y cuál es el impacto tangible.

Revise el artículo completo en Business Insider.