Sabemos que tiene más virtudes que defectos, pero incluso el más genio de todos puede equivocarse. Es una buena lección para entender que el éxito no viene sin esfuerzo. Steve Jobs al igual que cualquier emprendedor -dice Harvard Business Review– debe estar dispuesto a ser imperfecto  y cometer errores, para aprender qué sirve y qué no. […]

  • 27 enero, 2013

 

Sabemos que tiene más virtudes que defectos, pero incluso el más genio de todos puede equivocarse. Es una buena lección para entender que el éxito no viene sin esfuerzo. Steve Jobs al igual que cualquier emprendedor -dice Harvard Business Review– debe estar dispuesto a ser imperfecto  y cometer errores, para aprender qué sirve y qué no.

Éstos son los 5 errores de Steve Jobs, de los cuales -nos muestra la historia- aprendió:

1. Contratar a John Sculley como CEO de Apple:

Steve Jobs y John Sculley

Jobs tenía 29 años cuando contrató a Sculley, ya que pensaba que podía aportar con su experiencia. Dos años después, Sculley se encargó de convencer al directorio para despedir a Jobs.

2. Creer que Pixar se convertiría en una gran empresa de hardware:

Toy Story

Según el libro “The Pixar Touch” de David Price, Jobs jamás pensó que Pixar generaría dinero con películas animadas, sino que sería la próxima gran compañía de hardware. Sin embargo, confió y apoyó el sueño de producir film animados digitalmente de Ed Catmull y John Lasseter, quienes eventualmente crearon “Toy Story”.

3. No conocer el mercado correcto para el computador NeXT:

NeXT

Jobs estaba confundido. No sabía quién ni cómo era el consumidor de NeXT. Ese fue un problema que la compañía debió enfrentar desde un principio.

4. Lanzar varios productos que resultaron ser fracasos:

Apple Lisa. Foto: NBC

El Apple Lisa, Macintosh TV, el Apple III, etc. Fueron un fracaso, pero le sirvió a Jobs para mejorar la visión de su empresa y entender hacia donde debía dirigir sus invenciones…  A la larga, Jobs no es recordado por esos productos, sino por éxitos como el iPod, iPhone y iPad, por mencionar algunos.

5. Tratar de vender Pixar varias veces:

Pixar

A finales de la década de los ’80, Jobs trató de vender la firma en numerosas ocasiones. En ese momento valía 50 millones de dólares. Fue afortunado que no hubieran interesados, ya que en 2006 se lo vendió a Disney por 7,4 mil millones de dólares.

Revise la nota completa en  Harvard Business Review.