Poco menos de un mes falta para que arranque la novena edición de Lollapalooza Chile, que aumentará su tamaño en 8,5 hectáreas y contará con un escenario con potencia de un campo de 240 paneles solares desplegados. 

  • 4 marzo, 2019

Por primera vez en la historia del festival Lollapalooza a nivel mundial, uno de sus escenarios será energizado en un 100% con energía solar. El escenario solar Aldea Verde by Engie contará con la potencia de un campo de 240 paneles solares desplegados para el funcionamiento de audio, luces y pantallas del escenario durante todo el festival, demostrando la potencia y utilidad de este tipo de energía para distintas industrias. Las dimensiones de Aldea Verde Stage by Engie son 27,18 m de ancho; 12,26 m de alto, 12,82 m de boca y 12.89 m de fondo.

Este nuevo hito, realizado en conjunto con Engie, se suma a otras medidas implementadas por el festival para reducir y compensar la huella de carbono, vuelve a ubicar a Lolla Chile en la vanguardia mundial.

El Ceo de Engie Chile, Axel Leveque explicó que “nos motiva acercar hasta los ciudadanos ejemplos de producción de energías más limpias y sostenibles. Trabajamos para crear e implementar soluciones que contribuyen a un progreso en armonía y la Aldea Verde es un espacio que lo evidencia. Tenemos aquí un punto de encuentro que tendrá el primer gran escenario que funcionará 100% con energía renovable”.

Aldea Verde Stage by Engie recibirá artistas nacionales e internacionales del ya anunciado cartel. Esto lo consolida como el octavo escenario mayor del festival, sumándose a los dos escenarios principales (VTR Stage y Banco de Chile Stage), el Arena (Perry’s Stage by VTR), Acer Stage, Kidzapalooza, Lotus Stage y el Heineken Lounge Stage (ubicado en el VIP Lounge).

En este nuevo sector se emplazará la Expo Futuro Presente. Un nuevo formato – informativo e interactivo – que propone un recorrido guiado por actores clave que están trabajando para cambiar y mejorar nuestro planeta y que profundiza en temas tan vigentes como la huella de carbono, reciclaje de plásticos y productos orgánicos, y la eficiencia energética.

Los saltos cualitativos de Lollapalooza Chile y la productora Lotus en cuanto a sustentabilidad buscan llevar el mensaje a toda la industria latinoamericana de que sí es posible generar eventos masivos, de alto impacto comercial – se estima que el aporte económico del festival en el país supera los 65 millones de dólares por edición – y cultural, sin dejar de trabajar en el cuidado del planeta en cada fase de la cadena de la producción.