No sólo por tierra está difícil llegar a Argentina para asistir a los partidos de la selección chilena en la Copa América. Según ejecutivos del negocio turístico, ya no hay cupo ni aviones disponibles para viajar al país vecino: aparte de la previsión de algunos hinchas que aseguraron tempranamente un asiento, las grandes empresas tienen todo copado. Hay, al menos, 10 vuelos o charters comprados por firmas nacionales para llevar a sus ejecutivos y clientes por uno o dos días a ver los partidos de la Roja a Argentina. En total unas 1.200 personas. Desde bancos hasta empresas de telefonía y embotelladoras. Sólo la agencia de viajes de negocios Carlson Wagonlit Travel (CWT) colocó cinco aeronaves para Coca-Cola y CCU, en los que llevará desde los más altos ejecutivos de esas firmas hasta a los ganadores de las promociones de las tapas de botella. En total, esa compañía trasladará 650 hinchas a los que, además del vuelo, les reservó hoteles, tranfers, restaurantes, compra de entradas y city tours. Travel Security optó por los servicios de Aerocardal, la firma aérea vinculada a Kaufmann.

  • 17 julio, 2011

No sólo por tierra está difícil llegar a Argentina para asistir a los partidos de la selección chilena en la Copa América. Según ejecutivos del negocio turístico, ya no hay cupo ni aviones disponibles para viajar al país vecino: aparte de la previsión de algunos hinchas que aseguraron tempranamente un asiento, las grandes empresas tienen todo copado. Hay, al menos, 10 vuelos o charters comprados por firmas nacionales para llevar a sus ejecutivos y clientes por uno o dos días a ver los partidos de la Roja a Argentina. En total unas 1.200 personas. Desde bancos hasta empresas de telefonía y embotelladoras. Sólo la agencia de viajes de negocios Carlson Wagonlit Travel (CWT) colocó cinco aeronaves para Coca-Cola y CCU, en los que llevará desde los más altos ejecutivos de esas firmas hasta a los ganadores de las promociones de las tapas de botella. En total, esa compañía trasladará 650 hinchas a los que, además del vuelo, les reservó hoteles, tranfers, restaurantes, compra de entradas y city tours. Travel Security optó por los servicios de Aerocardal, la firma aérea vinculada a Kaufmann.

No sólo por tierra está difícil llegar a Argentina para asistir a los partidos de la selección chilena en la Copa América. Según ejecutivos del negocio turístico, ya no hay cupo ni aviones disponibles para viajar al país vecino: aparte de la previsión de algunos hinchas que aseguraron tempranamente un asiento, las grandes empresas tienen todo copado.

Hay, al menos, 10 vuelos o charters comprados por firmas nacionales para llevar a sus ejecutivos y clientes por uno o dos días a ver los partidos de la Roja a Argentina. En total unas 1.200 personas.

Desde bancos hasta empresas de telefonía y embotelladoras. Sólo la agencia de viajes de negocios Carlson Wagonlit Travel (CWT) colocó cinco aeronaves para Coca-Cola y CCU, en los que llevará desde los más altos ejecutivos de esas firmas hasta a los ganadores de las promociones de las tapas de botella. En total, esa compañía trasladará 650 hinchas a los que, además del vuelo, les reservó hoteles, tranfers, restaurantes, compra de entradas y city tours. Travel Security optó por los servicios de Aerocardal, la firma aérea vinculada a Kaufmann.