Muestras de Botero, Rembrandt y parte de la colección de Peggy Guggenheim se exhibirán durante el año. En materia nacional, la tendencia apunta a lo audiovisual, con propuestas de Mezza y Langlois. En soportes más tradicionales sobresalen los últimos trabajos de Mario Toral y una retrospectiva de Benjamín Lira.

  • 1 marzo, 2012

 

Muestras de Botero, Rembrandt y parte de la colección de Peggy Guggenheim se exhibirán durante el año. En materia nacional, la tendencia apunta a lo audiovisual, con propuestas de Mezza y Langlois. En soportes más tradicionales sobresalen los últimos trabajos de Mario Toral y una retrospectiva de Benjamín Lira. POR Vivian Berdicheski S.

 

El cierre de algunas galerías en 2011 puso la alerta sobre el estado del circuito de arte en Santiago, y no fueron pocas las voces que señalaron la evidencia de una crisis. Otros, sin embargo, prefieren hablar de reacomodos, de nuevos lineamientos o estrategias. Así, el recién nombrado director del Museo Nacional de Bellas Artes, Roberto Farriol, señala que bajará el número de exhibiciones durante 2012 y 2013 para concentrar energías, mientras que la Galería Animal volverá a su casa matriz en Nueva Costanera y estará dedicada a exhibir trabajos nacionales y extranjeros, sin la obligación de inaugurar todos los meses un artista distinto. Por su parte, Cecilia Palma clausuró su galería homónima para dedicarse a generar proyectos culturales, y Florencia Loewenthal –cuya sala estará cerrada durante el año– estará abocada a dirigir la sala Gabriela Mistral.

¿Qué es lo que viene? La verdad es que hay mucho por ver y de gran calidad. Tome nota y no pase por alto estas exhibiciones.

En 2012 el Centro Cultural Palacio de la Moneda cubrirá varios ámbitos. Inaugura el año con El universo de la India, una recopilación de 150 piezas que dan cuenta del enorme legado de esa civilización; luego, con ChileArte 15 mil años, hará lo propio revisando el patrimonio cultural, artístico, arqueológico y etnográfico del país. Y en octubre será el turno de la exposición Museo de Guggenheim Venecia, que ofrece un acercamiento a uno de los personajes más singulares en el mundo del coleccionismo y las vanguardias artísticas: la excéntrica mecenas Peggy Guggenheim. La muestra contiene obras importantes del cubismo, futurismo, pintura metafísica, abstracción europea, escultura y surrealismo, con nombres como Dalí, Picasso, Kandinsky, Mondrian, Pollock, Man Ray, Calder y Leonora Carrington. Además, estará complementada con fotografías y documentos biográficos.

¿Puede ser arte un vestido? ¿De qué manera influyen ciertos íconos pop en la estética contemporánea? Tales interrogantes estarán presentes en la exposición Norma Jean, Marilyn Monroe, en octubre en el Museo de la Moda. El montaje busca hacer un paralelo entre la mujer común antes del estrellato con la actriz que marcó una tendencia y se convirtió en símbolo de belleza y fama. Son 165 piezas que, para Hernán García, director ejecutivo del museo, “representan un homenaje a esta gran actriz en el aniversario 50 de su muerte. Es la colección más grande que existe de objetos pertenecientes a Monroe. Queremos permitirle al público descubrir facetas desconocidas de este mítico personaje por medio de una representación de su espacio, su vida y sus costumbres. En ella, no sólo se podrá ver la ropa que usaba la actriz sino, además, objetos personales, que dan cuenta de su cotidianeidad”.

El 8 de marzo, en la Corporación Cultural de Las Condes y en espacio ArteAbierto de Fundación Itaú, se inaugura Obras de Rembrandt. Son 68 trabajos de pequeño formato de uno de los mayores maestros de la pintura y el grabado, que por primera vez arribarán a Chile. La muestra tiene tres pilares: escenas bíblicas, autorretratos y estudio de escenas, áreas en las cuales el maestro alcanzó la perfección.

Otra alianza de la Fundación Itaú se consolidará en marzo con el Museo Nacional de Bellas Artes, cuando se inaugure la singular muestra El papel del amigo. Ed Shaw -caprichos de un curador. Parte del montaje se trasladará a la sala de arte de la Fundación en Apoquindo, en mayo. El montaje reúne papeles, cheques, cartas y contratos de las transacciones que el reconocido crítico de arte realizó al adquirir algunas de las obras de su patrimonio, entre las que destacan piezas de Fernando Botero. “He juntado papeles durante las últimas siete décadas. La obsesión me favoreció: muchos de mis amigos artistas de los años 60 convirtieron sus garabatos en verdaderas obras de arte”, comenta Shaw.

Y hablando de Botero, el artista colombiano presenta en Chile su polémica serie sobre Abu Gharib. El 15 de marzo, en el Museo de la Memoria, se inaugura una exposición de 35 lienzos que denuncia los abusos cometidos contra los presos iraquíes en una cárcel cercana a Bagdad. La serie completa se compone de 80 óleos y dibujos elaborados entre 2004 y 2005, inspirada en el horror que le produjo al artista ver las imágenes que capturaron los propios soldados estadounidenses al interior de ese centro de detención.

En otras exposiciones, llama la atención el protagonismo que vuelve a cobrar el video, soporte que tuvo su apogeo en los 80. En el Museo Nacional de Bellas Artes, su nuevo director destaca la muestra de Gonzalo Mezza: “se trata de un merecido homenaje a uno de los iniciadores del video arte e instalación en Chile. Y es un verdadero placer ubicarlo en este recinto que generalmente está más asociado a técnicas más tradicionales”, explica Farriol.

Matucana100 montará una retrospectiva de Juan Pablo Langlois, con trabajos realizados desde 1969 hasta la actualidad, compuesta por libros, esculturas y videos. En esta misma línea, se presentará Colección televisiva. “Una exhibición que se sostiene en la pregunta ¿qué imagen vio en el cine o televisión que le causó impresión? Las respuestas serán envíos de material audiovisual o de referencias que servirán al equipo de artes visuales para crear un gran gabinete de pantallas, formando inter lecturas entre cada una de las secuencias emanadas de dichos aparatos”, señala Cristóbal Gumucio, director de Matucana100.

En soportes más tradicionales, el Bellas Artes ofrecerá exposiciones de Nicanor Plaza y Benjamín Lira. Y desde el Instituto Valenciano de Arte Moderno, el 30 de marzo llega al Museo de Arte Contemporáneo Identidad femenina, 46 trabajos de artistas internacionales que rememoran las luchas por los derechos de la mujer de los dos últimos siglos.

Por último, la Galería Artespacio, en conjunto con el Bellas Artes, presentará las últimas creaciones de Mario Toral, que le han ocupado los últimos tres años y que entregan reminiscencias de un viaje realizado a India. Cuenta con trabajos de casi cuatro metros y otros de un formato más pequeño, en los que se aprecian oníricas escenas de mujeres. Como el mismo Toral indica, “la pintura tiene un padre, una madre y un abuelo; esto es lo actual, el hijo”.