Por: Carla Sánchez M. Nacieron en una época de prosperidad económica. No conciben la vida sin internet y a diferencia de sus padres, no han vivido grandes crisis económicas o conflictos bélicos. Se hicieron adultos con el cambio de milenio y ven el trabajo como un medio y no un fin. Hablamos de los millennials, […]

  • 18 agosto, 2016

Por: Carla Sánchez M.

millennials

Nacieron en una época de prosperidad económica. No conciben la vida sin internet y a diferencia de sus padres, no han vivido grandes crisis económicas o conflictos bélicos. Se hicieron adultos con el cambio de milenio y ven el trabajo como un medio y no un fin. Hablamos de los millennials, esa generación de jóvenes nacidos entre 1981 y 1995, criticados por malcriados, autorreferentes e impacientes, pero muy preparados en términos académicos. Un grupo con una mentalidad distinta, el cual, según estimaciones, representará el 75% de la fuerza de trabajo mundial en 2025.

¿Qué es lo que quieren los millennials? Se lo preguntan a diario los gerentes de varias empresas, conscientes de que deben entender a esta generación que, más rápido de lo esperado, estará a cargo de los negocios. Algunas respuestas las tiene el estudio de talento de Universum 2016, que por segundo año consecutivo les preguntó a los estudiantes chilenos –de en promedio 22 años– cuáles son los empleadores más atractivos y dónde quieren trabajar cuando terminen sus carreras.

“La guerra por el talento hoy es absolutamente real y a medida que pasa el tiempo, la escasez de personas capacitadas para cubrir las vacantes se ha ido acentuando. A medida que esta tendencia siga progresando no sólo en Chile, sino a nivel mundial, serán más los ejecutivos interesados en atraer y retener a los mejores del mercado”, explica Carly Creighton, directora de comunicaciones para Latinoamérica de Universum. Es por ello que, las multinacionales “están haciendo lo posible por mejorar su marca de empleador, porque en los próximos años va a ser más difícil retener a los mejores”, advierte.

Entre marzo y mayo de 2016, la sueca Universum recorrió 51 universidades del país preguntando la opinión sobre su carrera y sus futuros empleadores a 21.669 estudiantes, el 54% mujeres y el 46% hombres. De los consultados, 6.301 son de carreras vinculadas a la ingeniería y tecnología; 4.531 a las ciencias empresariales y el comercio; 5.652 a las ciencias naturales y salud, y 5.155 a las humanidades, arte, educación y derecho.

Lo primero que se les preguntó fue con qué empresa estaban más familiarizados, y de las seleccionadas, en cuáles consideraría trabajar. Y luego que eligieran las top 5 como empleador ideal. En Chile, entre los alumnos de ciencias empresariales y negocios, Google lidera el ranking de las empresas más atractivas para emplearse, con el 23,77% de las preferencias. Le siguen Apple (22,75%), luego LATAM (21,49%), Codelco (19,77%) y Banco de Chile (19,74%). Y si hablamos de los alumnos de ingeniería y tecnologías de la información (TI), el ranking lo encabezan Codelco (45,56%), Google (17,50%), Apple (16,04%), Microsoft (13,99%) y LATAM (9,81%).

Ser un googley

Hay quienes piensan que trabajar en Google equivale a ganarse la lotería. El gigante tecnológico, que tiene más de dos millones de postulantes al año, ofrece beneficios irresistibles a sus empleados. Desde lavanderías y cafeterías gratis 24/7 hasta autos en la puerta de la oficina con la llave puesta. En los últimos siete años, la empresa fundada por Larry Page y Serguéi Brin –valorada en más de 229 mil millones de dólares– ha sido elegida por la revista Fortune como el mejor lugar para trabajar.

[box num=”1″]

En Chile hay 70 googleys, como suele llamarse a quienes trabajan en esta compañía, que además de destacar por ser innovadora y por su alto desarrollo tecnológico, “es muy llamativa desde el punto de vista de su cultura organizacional. Aquí te encuentras con un ambiente muy grato, diverso, donde se busca el talento más allá del perfil particular”, comenta Alejandra Bonati, gerente de Comunicaciones y Asuntos Públicos de Google Chile.

Mientras los estudiantes chilenos de ingeniería y TI prefieren trabajar en la industria minera, los del área de ciencias empresariales y comercio se inclinan por la bancaria. Sin embargo, dado que la producción minera ha disminuido, que los ecologistas han puesto barreras al desarrollo de nuevos proyectos y que China se ha convertido en un jugador clave en la producción de cobre, la atracción por las empresas mineras ha disminuido un 5% entre 2015 y 2016.

Hoy, en Codelco –la empresa minera preferida de los encuestados– trabajan casi cuatro mil personas menores de 35 años, lo que representa un 20,8% de la dotación.
“Los millennials aportan conocimientos frescos, creatividad, están más dispuestos a superar lo establecido para mejorar, son más autónomos y acentuadamente más tecnológicos. Están dispuestos al cambio y tienen una marcada preocupación por la comunidad y el medioambiente”, cuentan en Codelco.

En el ranking de los sectores más atractivos para los estudiantes de ingeniería y TI, después de la minería, destacan el de energía; ingeniería y manufactura; construcción; bancos; tecnología, hardware y equipos; software y servicios informáticos.Si hablamos de los estudiantes de negocios, además de la banca se inclinan por el turismo; la gestión y consultoría estratégica; el sector público y agencias gubernamentales; auditoría y contabilidad.

Los millennials suelen ser considerados la generación más egocéntrica de la historia y en la encuesta Universum la meta de “dedicarse a una causa o sentir que trabajo para el bien común” ha disminuido en importancia hasta en 3% de un año a otro. Sin embargo, sorprenden las respuestas de algunos de los encuestados.

“La empresa X paga bien y tiene prestigio, entrega una buena reputación para poder trabajar después en otras cosas, además de una buena red de contactos, pero no da la posibilidad de hacer cambios ni contribuir a nivel social o político”, comenta uno de los encuestados.

Otro consultado plantea que “el sistema público requiere bastante mejoras y compromiso de parte de sus profesionales y como futuras generaciones debemos aportar ante un público con cada vez mayores necesidades”.

Balance personal y laboral en declive

Si hay un atributo que ha bajado en la encuesta Universum, al menos entre los estudiantes de ingeniería y TI es el equilibrio entre la vida profesional y personal, el cual entre el 2015 y el 2016 bajó en 6% en el ranking de importancia. Sin embargo, sigue siendo la principal prioridad. Otra meta que ha disminuido en 5% es el tener un trabajo fijo y estable. En contraste, ser emprendedor, tener una carrera internacional y ser líder o responsable de personas ha subido de escalones.

“No voy a elegir la empresa Z porque puede ser un lugar donde no logre completar mis expectativas, donde puedo quedarme estancado sin ascender”, grafica un estudiante.
“Uno de los atributos más populares este año ha sido la importancia que le está dando el talento de ingeniería al emprendimiento. Éste fue el tercer atributo más importante para estudiantes de ingeniería, lo cual puede ser un indicador de futuros cambios en las prioridades del joven chileno y las empresas que elegirán en un futuro como empleadores ideales”, explica Carly Creighton, directora de comunicaciones para Latinoamérica de Universum.

[box num=”2″]

Entre los estudiantes de economía y negocios, el “ser líder” también ha subido de puesto, mientras que el tener un trabajo estable ha bajado en un 6% entre 2015 y 2016. “Tener trabajo fijo y estable sigue siendo el número 1, pero hay otros atributos que muestran el despertar de los millennials de tener posiciones de liderazgo”, agrega Creighton.

En el campo de las ciencias naturales, los atributos más atractivos son las buenas referencias para el futuro de su carrera; el entrenamiento profesional y el desarrollo y el prestigio. Y en las humanidades, los estudiantes se inclinan por las dos primeras metas mencionadas anteriormente, además de trabajar en un ambiente creativo y dinámico.

Bye bye, baby

Los millennials chilenos cada vez están más dispuestos a armar sus maletas y emigrar. “En comparación con el talento de otros países latinoamericanos, el joven chileno está mucho más dispuesto a mudarse a otros países por mejores oportunidades laborales”, comentan en Universum. La movilidad geográfica es una característica que los estudiantes chilenos comparten con los peruanos, a diferencia de los colombianos que prefieren trabajar en su país.

Otro de los estigmas con que cargan los millennials es que son buenos para “picotear”, es decir, que no duran más de dos años en una empresa, lo que significa un gran costo para los empleadores que invierten en entrenarlos. Pero según la encuesta Universum 2016, “el talento chileno está pensando en función a metas de largo plazo. Hemos tenido la oportunidad de analizar las respuestas de más de 21 mil estudiantes y están definitivamente mucho más interesados en metas a largo plazo, como obtener una buena referencia laboral, oportunidades para un mejor desarrollo profesional y obtener una mayor remuneración en un futuro”, resume Creighton.

El estudio Universum concluye con la importancia de las redes sociales como una herramienta eficaz para atraer talento. El uso eficaz de Twitter, Facebook, WhatsApp y LinkedIn es clave para mantener la delantera, en la cada vez más compleja batalla por atraer a las mentes más brillantes del milenio. •••

__________________________________________

Los atributos de una marca empleadora atractiva

Una de las principales consecuencias del estudio Universum 2016, que se aplica en más de 60 países, es que “las personas en Latinoamérica están cansadas de la corrupción. El crecimiento de la clase media y su demanda por la toma de responsabilidad, acompañado por el poder de las redes sociales, han empezado a invertir las tendencias alrededor de América Latina”, explica Creighton.

Entre los países encuestados, la importancia de “estándares éticos” ha ido creciendo significativamente desde 2015. Es por ello que, respecto a la imagen y reputación del empleador, la experta destaca que los productos y servicios sean atractivos, la responsabilidad corporativa, los estándares éticos y la transparencia.

En el tema de la remuneración y las oportunidades de crecimiento, los estudiantes quieren tener un plan de carrera claro, un sueldo competitivo y pago o compensación por horas extras.

Los millennials también valoran mucho la flexibilidad, el trabajo en equipo y el tener retos laborales. Y si nos referimos a la gente y cultura de la empresa, un ambiente de trabajo amigable, dinámico y creativo son características cada vez más valoradas.