Rocas ardientes brillantes se podían ver por kilómetros a medida que entraban a la región de los Urales, dejando una enorme estela de nubes. Residentes de Chelyabinsk reportaron temblores de tierra, ventanas destrozadas y alarmas de coches que se disparaban durante la lluvia de meteoritos. Las autoridades dicen que la lluvia comenzó después de que […]

  • 15 febrero, 2013

Rocas ardientes brillantes se podían ver por kilómetros a medida que entraban a la región de los Urales, dejando una enorme estela de nubes.

Residentes de Chelyabinsk reportaron temblores de tierra, ventanas destrozadas y alarmas de coches que se disparaban durante la lluvia de meteoritos.

Las autoridades dicen que la lluvia comenzó después de que un gran meteorito se desintegró por encima de la cordillera de los Urales y se fue quemado en la atmósfera inferior, lo que produjo la caída de fragmentos sobre la tierra en la región de Chelyabinsk.

Al menos 100 personas -muchas heridas por vidrios rotos- han sido trasladadas al hospital para recibir tratamiento, dijeron funcionarios médicos de la ciudad en la zona central rusa.

Para más información entra a BBC News.

A continuación, un video que muestra el fenómeno ocurrido.