Viento en popa camina el proyecto inmobiliario que se desarrollará en los terrenos de Santa Rosa de Las Condes, que hasta hace poco pertenecían al Club Deportivo Universidad Católica. Titanium, la firma que se adjudicó hace poco el paño –y que es controlada por el holding Bethia, de Liliana Solari, junto a Abraham Senerman–, ya […]

  • 14 diciembre, 2007

Viento en popa camina el proyecto inmobiliario que se desarrollará en los terrenos de Santa Rosa de Las Condes, que hasta hace poco pertenecían al Club Deportivo Universidad Católica. Titanium, la firma que se adjudicó hace poco el paño –y que es controlada por el holding Bethia, de Liliana Solari, junto a Abraham Senerman–, ya tiene definidos los detalles de la iniciativa de 3 torres de oficinas de 25 pisos cada una.

Lo primero que hicieron fue “dar un retoque” al proyecto que entregó el club deportivo, lo que estuvo a cargo de Senarq, la oficina de arquitectura de Senerman, entre cuyos proyectos ejecutados figuran varios edificios del barrio El Gol, partiendo por el de la Industria, en la avenida Andrés Bello, sede de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa).

La panorámica visual que tendrá esa zona de Santiago –desde el otro lado del Mapocho– una vez que se concrete la construcción, permite ver las 4,5 hectáreas del parque que estará a un costado del río y de fondo muestra la combinación de las tres torres y Titanium La Portada, otro de los proyectos de la inmobiliaria. Todos “en sintonía”, dicen en la compañía. Por esto mismo es que los únicos cambios que Titanium hará al proyecto giran en torno al diseño de las torres.

Aunque todavía no se ha hecho oficial, previamente se estimaba que la inversión total del proyecto podría alcanzar los US$ 300 millones.