Tras conocerse que Microsoft despedirá a 18 mi empleados en un proceso que terminará el 30 de junio de 2015, tras la adquisición de Nokia y el solapamiento de algunas funciones que obligaron a tomar esta determinación. Si bien la reestructuración y los recortes fueron visto con buenos ojos por parte de los inversores y […]

  • 21 julio, 2014

Foto Forbes_Microsoft

Tras conocerse que Microsoft despedirá a 18 mi empleados en un proceso que terminará el 30 de junio de 2015, tras la adquisición de Nokia y el solapamiento de algunas funciones que obligaron a tomar esta determinación.

Si bien la reestructuración y los recortes fueron visto con buenos ojos por parte de los inversores y el mercado en general, también varias las [tweetable]autoridades gubernamentales y líderes políticos rechazan los despidos masivos anunciados por Microsoft[/tweetable].

El senador republicano Jeff Sessions manifestó su indignación y preocupación, según señala un acta del Senado, respecto de las perspectivas de los futuros graduados y trabajadores STEM (sigla que en inglés significa ciencia, tecnología, ingeniería y matemática).

Sin embargo, la crítica apunta directamente a los dichos de Bill Gates, fundador de Microsoft, en relación con que cada vez “hay que tener más personas que vengan a nuestro país para tomar este tipo de trabajo”, dice el senador en el extracto. Algo que no parece tener sentido si es que Microsoft emplea a 125 mil personas y ahora está despidiendo a 18 mil.

El desacuerdo de Sessions no es un hecho aislado, puesto que autoridades finlandesas y la Comisión Europea también comparten su postura. László Andor, comisionado europeo, centró su preocupación en el impacto que estos despidos tendrán a nivel, individual, familiar y en la economía.

Revise el artículo completo en TechCrunch