Detenido desde agosto de 2017 y sin teléfono ni internet, el creador podrá volver a los escenarios después de que el tribunal que lo juzgaba por malversación decidiera levantarle la pena este lunes.

  • 8 abril, 2019

El director de cine y teatro ruso Kirill Serebrennikov, quien desde agosto de 2017 se encuentra en arresto domiciliario sin teléfono ni internet, podrá volver a los escenarios desde hoy, luego de que el tribunal que lo juzga por malversación de caudales públicos decidiera levantarle la pena este lunes.

La decisión del tribunal de Moscú implica que el director podrá moverse libremente por la capital rusa, pero sin abandonarla. “Esto significa que continuará viviendo en su apartamento de Moscú pero podrá salir para ir a trabajar”, dijo uno de sus abogados, Dmitri Kharitovov, citado por el diario La Vanguardia de Barcelona.

El caso era considerado en el mundo de la cultura europea como un nuevo ataque del gobierno ruso a la creación artística.

Serebrennikov, director artístico del Centro Gogol que según diversos medios europeos llegó a ser un punto neurálgico de la cultura contemporánea de Moscú, dijo que primero “celebraría” su liberación para después volver a sus actividades.

El director, cuya película “Leto” fue ovacionada el año pasado en el festival de Cannes, fue acusado de desviar fondos de subvenciones públicas destinadas a su teatro en Moscú, con un sistema de presupuestos y facturas falsas.