Este título no es una broma ni una tomadura de pelo. A primera vista, lesionarse enviando mensajes de texto por celular parece una exageración, pero no lo es. El American College of Emergency Physicians advirtió un progresivo aumento de lesiones y accidentes por personas que le prestan mayor atención al teclado y pantalla de su […]

  • 5 septiembre, 2008

Este título no es una broma ni una tomadura de pelo. A primera vista, lesionarse enviando mensajes de texto por celular parece una exageración, pero no lo es. El American College of Emergency Physicians advirtió un progresivo aumento de lesiones y accidentes por personas que le prestan mayor atención al teclado y pantalla de su móvil que a sus pasos por veredas y al manejo del auto. En Estados Unidos, los centros de urgencia han reportado lesionados de boca, mandíbula y nariz, que responden a la desconcentración de hombres y mujeres obsesionados por apretar el send lo antes posible. Incluso, una mujer en Wisconsin cayó a un lago, producto de su fijación con su celular, sin advertir la cercanía de las aguas. Los médicos que han atendido a estos pacientes recomiendan no contestar los SMS cuando manejan o están realizando otra actividad, como ejercitarse en una trotadora. No diga que Buena Vida de Capital no le avisó.