¿Te suena Lei Jun ni Xiaomi Technology? Quizás aún no, pero ya es momento de comenzar a familiarizarse con ese nombre. Xiaomi es una particular empresa fabricante de smartphones, que -con menos de tres años de vida- ya está valorada en US$ 4.000 millones y que genera una adoración y culto similares a los que […]

  • 10 diciembre, 2012
Lei Jun. Foto El Economista

Lei Jun. Foto El Economista

¿Te suena Lei Jun ni Xiaomi Technology? Quizás aún no, pero ya es momento de comenzar a familiarizarse con ese nombre. Xiaomi es una particular empresa fabricante de smartphones, que -con menos de tres años de vida- ya está valorada en US$ 4.000 millones y que genera una adoración y culto similares a los que evoca Apple en todo el mundo, afirma El Economista.

Y su creador Lei Jun (42 años) no es menos. Se viste de manera similar a Steve Jobs, con camiseta negra y jeans y encabeza key notes como las que acostumbraba el fundador de Apple. Antes de este emprendimiento, Lei fue inversionista en la primera etapa de internet en China, fundando compañías precursoras en el rubro, como Joyo.cn y YY Inc.

Los equipos producidos por Xiaomi son de precio moderado y alta tecnología, imitando la estrategia de mercado de la empresa de Cupertino, generando un aura de exclusividad alrededor de sus aparatos, tal como la firma de la manzana.

Hoy, Lei desestima las comparaciones con Jobs, pero reconoce que fue una inspiración. “Los medios de China dicen que soy el Steve Jobs chino”, dijo en una entrevista con Reuters. “Tomaré esto como un cumplido, pero ese tipo de comparación genera una presión enorme (…) Xiaomi y Apple son dos empresas totalmente diferentes. Xiaomi se basa en Internet. No estamos haciendo lo mismo que Apple”, aclaró.

Xiaomi ya vendió 300.000 unidades de su último modelo de teléfono, lanzado en octubre. El Xiaomi Phone 2 tiene especificaciones similares al Galaxy S III de Samsung Electronics y el iPhone 5 de Apple, pero sus modelos de alta gama se venden a unos 370 dólares, la mitad del precio de un iPhone 5. Siempre teniendo como base las ventas online y sin atarse a operadores.

Para conocer más sobre el “Steve Jobs chino” y Xiaomi, revisa su historia completa en El Economista.