Aquí entregamos una carta de navegación para descifrar de qué van los Oscar de la televisión este año, que se entregan el 18 de septiembre. Por Federico Willoughby Olivos

 

  • 29 julio, 2011

Aquí entregamos una carta de navegación para descifrar de qué van los Oscar de la televisión este año, que se entregan el 18 de septiembre. Por Federico Willoughby Olivos

En una microceremonia que tuvo como protagonistas a las series nominadas, Joshua Jackson (el ex Pacey de Dawson’s creek y actual protagonista de Fringe) y Mellisa McCarthy (la fornida protagonista de Mike & Molly y también actriz de Bridesmaids) presentaron los nominados a los Emmys de este año. ¿Hallazgos? No muchos, pero igual hay una que otra cosa que destacar.

Friday night lights fue nominada a mejor drama; mejor actor por Kyle Chandler (el protagonista) y mejor actriz por Connie Briton (que hace de su mujer). Son estupendas noticias, pero poco ayudan, considerando que se acaba de estrenar la última temporada y no hay ninguna posibilidad de que vuelva.

Justified y The killing tuvieron varias nominaciones, lo que fue una audaz decisión del jurado; en especial, porque no están entre las series más populares y tampoco tienen el carácter “de culto”. En particular sorprendió The killing que, si bien partió con fuerza, tuvo uno de los finales más flojos del año.

Episodes, Louie y The Big Bang theory no solo se consolidaron como las mejores comedias disponibles en la televisión americana, sino que demostraron que hay una saludable renovación en este segmento. Episodes (cuyo protagonista Matt Le Blanc hace una versión exageradamente viciosa de sí mismo) fue, a todas luces, la revelación de la temporada.

En cuanto a mejor drama, la cosa no está fácil. Están nominados Boardwalk empire, Mad men y Game of thrones. Cualquiera podría ganar aunque, si hay justicia, el premio debería ir sin dudas a Game of thrones, la adaptación de la obra de George R. R. Martin y lo mejor del año.

Timothy Olyphant (protagonista de Justified y que previamente brilló en la segunda temporada de Damages), Laura Linney (The big C) e Idris Elba (Luther) fueron las sorpresas entre las nominaciones en series dramáticas. Un segmento en el que se extrañó la presencia de Breaking bad, que acaba de empezar su cuarta temporada y, después de ganárselo todo en años anteriores, esta vez no figuró.

Y para terminar, The Kennedys, que tuvo tanto problemas para salir al aire y fue tan criticada por sus licencias históricas, terminó imponiéndose como una de las miniseries de lo que va del año con 3 nominaciones. No es poco.

Lo nuevo de Ricky Gervais
El creador de The office y de Extras –y uno de los comediantes más solicitados del momentoestaría trabajando en un nuevo proyecto para la televisión. Lo interesante es que esta vez lo está haciendo con Clyde Phillips, guionista y productor de Dexter.

La serie, cuyo nombre tentativo es Afterlife, trabaja sobre la premisa de un tipo que no cree en Dios y que una vez muerto termina en el cielo. No será protagonizada por Gervais, quien escribirá parte de los guiones y probablemente tenga más de una aparición en ella.

La idea en cierta forma ya la trabajó en su película The Invention of lying, acerca de un guionista que vive en una sociedad donde la mentira no existe y él, en una suerte de paso evolutivo involuntario, la inventa y de paso crea la existencia de Dios.