El provincial de los jesuitas, Cristián del Campo, fue quien lo contactó en enero de 2018. El sacerdote necesitaba investigar denuncias que estaban llegando sobre sacerdotes de la congregación y necesitaba que un experto, ajeno al movimiento religioso, encabezara la pesquisa. Así llegó al nombre de Waldo Bown, agnóstico y sin vínculo con los jesuitas, […]

  • 23 mayo, 2019

El provincial de los jesuitas, Cristián del Campo, fue quien lo contactó en enero de 2018. El sacerdote necesitaba investigar denuncias que estaban llegando sobre sacerdotes de la congregación y necesitaba que un experto, ajeno al movimiento religioso, encabezara la pesquisa. Así llegó al nombre de Waldo Bown, agnóstico y sin vínculo con los jesuitas, cuyas primeras tareas fueron indagar acusaciones hacia los curas Jaime Guzmán, Eugenio Valenzuela, Leonel Ibacache, Juan Pablo Cárcamo y al final, Renato Poblete.

El jurista de la Universidad de Chile es socio del estudio Balbontín Linazasoro & Cía., oficina a la que llegó como procurador el año 2001 y donde trabaja codo a codo con su fundador, Carlos Balbontín Gubbins, a quien Bown reconoce como su “mentor”. En el bufete también trabaja el ex subsecretario de Interior de Eduardo Frei, Jorge Correa Sutil.