1. ¡Yo lo hice! No es tiempo de ser modesto, hay que mostrar el trabajo que uno está haciendo. Una buena idea es copiar en algunos mail al jefe (los importantes) y cada cierto tiempo tomar la iniciativa de hacerle llegar un resumen con todo el trabajo que está realizando. 2. No pedir aumentos. Simplemente […]

  • 17 febrero, 2009

1. ¡Yo lo hice! No es tiempo de ser modesto, hay que mostrar el trabajo que uno está haciendo. Una buena idea es copiar en algunos mail al jefe (los importantes) y cada cierto tiempo tomar la iniciativa de hacerle llegar un resumen con todo el trabajo que está realizando.

2. No pedir aumentos. Simplemente no es el momento, alégrese por que tiene trabajo.

3. Trabajar más y por iniciativa propia. Con tanto recorte de personal es probable que le pidan que trabaje más. Hágalo con una sonrisa y será el empleado ideal.

4. Llegue temprano y váyase tarde. Lo obvio ya no es opcional. Demuestre su compromiso con la organización haciendo largas jornadas. Lo otro, evite el chateo y los llamados personales en horario de oficina.

5. Hable con su jefe. Si lo ve en la cafetería, háblele. A los ejecutivos les encanta hablar de negocios. Tenga preparadas preguntas como “acabo de hablar acerca de lo que está haciendo la competencia ¿Qué opina de eso?”.

6. No sea excéntrico. Es momento de ser uno más, no llame la atención con la ropa y es más, tampoco use colonia (puede ser la que ocupaba la ex señora de su jefe).

7. Sea empático. Si lo están dejando al margen, hable con su jefe y descubra cuáles son sus prioridades.

8. No sea de alto mantenimiento. Aun cuando los despidos en muchos casos siguen siendo la única solución, también sirven a las compañías para deshacerse de aquellos empleados complicados. Ergo, hágale a su jefe el trabajo más fácil.

9. Manténgase informado. Ponga una alerta en Google que lo mantenga informado de cualquier noticia que se publique de su empresa. Eso le permitirá “sentir” cuando vengan los despidos y estar más preparado.

10. Negocie. Si a pesar de todo esto la compañía tiene que despedirlo, trate de negociar trabajar menos días o tener un menor sueldo.