En tres ocasiones le pidió al presidente Sebastián Piñera que lo liberara de la Subsecretaría del Interior, pero Piñera no lo dejó ir. Las razones de Rodrigo Ubilla no pasaban solo por el cansancio, sino que su constatación personal era que si salía Andrés Chadwick del Ministerio del Interior, lo que correspondía era que salieran […]

  • 20 diciembre, 2019

En tres ocasiones le pidió al presidente Sebastián Piñera que lo liberara de la Subsecretaría del Interior, pero Piñera no lo dejó ir. Las razones de Rodrigo Ubilla no pasaban solo por el cansancio, sino que su constatación personal era que si salía Andrés Chadwick del Ministerio del Interior, lo que correspondía era que salieran juntos.

La amistad entre ambos hombres fuertes del piñerismo en La Moneda tiene larga data y el sentido de lealtad con su ex jefe era una poderosa razón para él. Aunque Ubilla no ha hecho confesiones en su mundo político, personeros de RN afirman que él ha dejado entrever que su sentimiento es parecido al reclamo que hizo la UDI: que a Chadwick no lo cuidaron lo suficiente. “Su lealtad es clara: él era parte consustancial del equipo de Andrés”, dice un dirigente del oficialismo.

No hubo presión de RN para convencerlo de seguir. “Se entiende. Ya nos había costado mucho convencerlo de asumir nuevamente en el segundo gobierno de Piñera. Él no quería. Lo hizo por su cercanía con el presidente y con Chadwick. Pero después de todo lo que ha pasado, tenía que salir, porque, salvo Belisario Velasco, no hay otro subsecretario que haya durado tanto. Es un cargo realmente agotador”, dice un diputado de partido.