Proyecto País es una iniciativa liderada por Gastón L’Huillier, Jorge Marshall y Erick Haindl, quienes junto a más de 100 presidentes de comisiones temáticas han desarrollado un trabajo que consiste en mirar al país en el largo plazo. La iniciativa nació en 2002 bajo el alero del Colegio de Ingenieros de Chile. Justo cuando Chile […]

  • 24 abril, 2020

Proyecto País es una iniciativa liderada por Gastón L’Huillier, Jorge Marshall y Erick Haindl, quienes junto a más de 100 presidentes de comisiones temáticas han desarrollado un trabajo que consiste en mirar al país en el largo plazo. La iniciativa nació en 2002 bajo el alero del Colegio de Ingenieros de Chile. Justo cuando Chile y el mundo atravesaban la crisis asiática, un grupo liderado por Gastón L’Huillier decidió trabajar en el diseño de un plan estratégico para el desarrollo integral del país a través de las exportaciones. En ese entonces predijeron que Chile aumentaría en los próximos años su PIB en seis veces, impulsado por el desarrollo de la minería, la industria forestal, la pesca, el turismo y la agroindustria. Metas que, ante la sorpresa de muchos, hacia 2010 se cumplieron. De ahí que decidieron no desmantelar el proyecto.
En 2012 publicaron un segundo libro: Proyecto País 2005-2020. A través del trabajo integrado de 70 comisiones de diferentes especialistas establecieron en esa oportunidad que Chile iba a sufrir un freno de su economía y que la situación de crecimiento se estancaría en un 2,5%. Además, la publicación fue el único documento que logró vaticinar el estallido social de octubre de 2019. De hecho, L’Huillier, quien ejerce como director ejecutivo de Proyecto País, dice que en esa edición propusieron tres temas fundamentales: el primero, relativo a la imperiosa necesidad de retomar el crecimiento exportador de Chile; segundo, plantearon la importancia del tema de los valores y la cultura porque el país exhibía índices de confianza interpersonal muy bajos (11%), y tercero, se dieron cuenta de que la institucionalidad chilena no estaba funcionando. “Tomando en cuenta esta realidad nosotros anticipamos el estallido social, dijimos textualmente el 2011, que como la clase política no está resolviendo los problemas de fondo, la comunidad lo exigirá con crecientes movilizaciones ciudadanas. Así, tal cual”, indica L’Huillier.
Ahora es el turno de un nuevo libro, que comprende una mirada al Chile entre 2025 y 2040, además entrega una propuesta integral que consideran clave para lograr una vida digna, sustentada en exportaciones de valor y una institucionalidad democrática directa. Entre sus objetivos, buscan mejorar la sostenibilidad ambiental; terminar con la pobreza, cuadruplicando las exportaciones y triplicando el PIB; lograr una vida digna basada en la justicia de las relaciones; modernizar la institucionalidad y fortalecer la resilencia de los chilenos y comunidades de cara a los desastres naturales y guerras comerciales.
Para L’Huillier, Chile está frente a una gran opotunidad, porque si bien se vivirán momentos complicados para el mundo entero en años venideros –asociados a la pérdida de empleos, desastres naturales, problemas sociales y la propagación de enfermedaes y pandemias globales–, la cultura chilena ha demostrado funcionar muy bien en ambientes adversos. Para ello, sin embargo, propone el libro, será necesario crear comunidades resilientes capaces de administrarse independientemente del gobierno central, con economías colaborativas y una amplia red de protección social. Al respecto, el ex ministro de Economía de Patricio Aylwin y redactor de uno de los capítulos del libro, Jorge Marshall, asegura: “Uno de los temas que emerge de la crisis sanitaria producto del coronavirus es la necesidad de fortalecer la colaboración en el país. El primer paso es aprender a coordinarnos en torno a tareas y objetivos concretos, cada vez má ambiciosos. De allí emerge la confianza interpersonal. Luego viene el proyecto común. Para que estos tres niveles se refuercen mutuamente se requiere liderazgo integrador, que se suma a los actores sociales. Esta será una de las enseñanzas que dejará el manejo de esta crisis y que servirá para enfrentar otros desafíos de gran complejidad”.