La cumbre Nuestro Océano, realizada en octubre en el país y en que la presidenta Michelle Bachelet comprometió la protección de un millón de kilómetros cuadrados de superficie marina, dejó abierta la pregunta acerca de dónde se obtendrán los recursos y cómo se ejecutará la protección de estas áreas. Fuentes de la Armada plantean que […]

  • 29 octubre, 2015

La cumbre Nuestro Océano, realizada en octubre en el país y en que la presidenta Michelle Bachelet comprometió la protección de un millón de kilómetros cuadrados de superficie marina, dejó abierta la pregunta acerca de dónde se obtendrán los recursos y cómo se ejecutará la protección de estas áreas. Fuentes de la Armada plantean que este compromiso requerirá la adquisición de nuevas naves, como los actuales Patrulleros de Zona Marítima (OPV), construidos en Asmar con licencia alemana, además de lanchas patrulleras como las “Defender”, de fabricación estadounidense. Frente a esta eventual mayor demanda de productos por parte de la Armada es que también han aumentado los ofrecimientos. A los vínculos con Estados Unidos y Alemania se sumó recientemente uno más. En estos días, Pierre Mauger, fundador de la compañía francesa Alcynes, que fabrica embarcaciones elaboradas a partir de kevlar y fibra de vidrio, visitó el país y tuvo reuniones de alto nivel en la Armada.