Un estudio de la Universidad de Colorado Boulder indica que cuando las mujeres participan en decisiones grupales sobre gestión medioambiental, se produce una
distribución más equitativa de los beneficios.

  • 25 marzo, 2019

“Las cuotas de género aumentan la igualdad y la eficacia de las intervenciones de política climática”, dice un estudio de la Universidad de Colorado Boulder, publicado en la revista Nature. Según la investigación, realizada entre 440 usuarios de bosques de Indonesia, Perú y Tanzania la extracción y conservación de un bosque común mejora cuando hay mujeres tomando decisiones.

“Asignamos aleatoriamente una cuota de género a la mitad de los grupos participantes, lo que requiere que al menos el 50% de los miembros del grupo sean mujeres. Los grupos con la cuota de género conservaron más árboles como respuesta a una intervención de “pago por servicios del ecosistema” y compartieron el pago de manera más equitativa”, indica el resumen de la investigación.

En todo caso, los autores dicen que atribuyen este efecto a la composición de género de los grupo y no a la presencia de líderes femeninas.

La investigación consistió en comparar cómo se comportaban 31 aldeas situadas cerca de bosques gestionados colectivamente en Indonesia, Perú y Tanzania frente a un juego de simulación de toma de decisiones. La mitad de los grupos tenía cuotas de género que requerían que el 50 por ciento de los miembros fueran mujeres. La otra mitad no tenía cuotas.

Los resultados mostraron que los grupos donde había mujeres no mostraban en principio grandes diferencias de comportamiento con aquellos donde no las había. Hasta que se introdujeron los pagos por servicios del ecosistema, que consisten en incentivos monetarios para no extraer recursos con el fin de conservar la tierra, el agua y los bosques. Una vez que se ofreció el dinero, los grupos con una cuota de mujeres redujeron su cosecha en un 51 por ciento, mientras que el grupo de control la contrajo en 39 por ciento.

“Las intervenciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero se esfuerzan por promover el equilibrio de género para que hombres y mujeres tengan los mismos derechos para participar y beneficiarse de la toma de decisiones sobre dichas intervenciones. Una forma convencional de lograr el equilibrio de género es introducir cuotas de género. Aquí mostramos que las cuotas de género hacen que las intervenciones sean más efectivas y conducen a una distribución más equitativa de los beneficios de la intervención”, dice el estudio.