Cuentan que la Fundación Aninat, ha considerado la venta de su participación en Soprole, liderada por Albert Cussen, tras varios años de disputa con su socia la neocelandesa Fonterra, y que incluso ha conversado con ellos, pero no se ha llegado a puerto por el precio. Menos ahora, en que el valor de los […]

  • 19 octubre, 2007

 

Cuentan que la Fundación Aninat, ha considerado la venta de su participación en Soprole, liderada por Albert Cussen, tras varios años de disputa con su socia la neocelandesa Fonterra, y que incluso ha conversado con ellos, pero no se ha llegado a puerto por el precio.

Menos ahora, en que el valor de los productos lácteos se ha incrementado.

Pero no es solo eso lo que complica a la fundación. Detrás también hay otro factor no menos relevante. Si se desprendiera de su participación, la compañía se haría de una caja que varios calculan en torno a los US$ 300 millones y con ello se enfrenta al dilema de qué hacer con esos recursos.