Febrero fue testigo de una inusual protesta de algunos vecinos, veraneantes y políticos en Maitencillo, por la construcción de edificios de altura. Adujeron que el balneario no está preparado para ello, por no contar con alcantarillado ni vías de acceso adecuadas. Lo paradójico de la protesta fue ver a dos de los principales socios de […]

  • 11 marzo, 2008

Febrero fue testigo de una inusual protesta de algunos vecinos, veraneantes y políticos en Maitencillo, por la construcción de edificios de altura. Adujeron que el balneario no está preparado para ello, por no contar con alcantarillado ni vías de acceso adecuadas.

Lo paradójico de la protesta fue ver a dos de los principales socios de la sociedad NorteSur, ex controladora del Banco del Desarrollo, en veredas totalmente opuestas. Por un lado estaba Vicente Caruz, ex presidente de la entidad financiera y actual accionista de NorteSur, quien encabezaba la marcha de los vecinos que atacaba principalmente al proyecto Olas de Maitencillo, de Prohabit, inmobiliaria controlada por el empresario Juan Carlos Latorre: nada más y nada menos que socio de Caruz en NorteSur.