La Universidad de Stanford gastó US$ 8 millones para ver si este tipo de dietas eran mejores.

  • 21 febrero, 2018

Si buscas “dieta del genotipo” encontrarás varias promociones que te prometerán hacer una dieta personalizada basada en tu ADN, pero según un último estudio de la Universidad de Stanford, es virtualmente imposible combinar el genotipo con las dietas.

Es verdad que las dietas deben ser personales, pero no se debe confundir ese término con que genéticamente se sabe qué es lo que debo comer para bajar de peso.

El estudio, llamado DIETFITS, asignó aleatoriamente 609 adultos con sobrepeso a dietas saludables basadas en una dieta baja en hidratos o grasas y recibieron 22 horas de formación. Después, estudiaron el perfil genético de los participantes.

Claro, si según la “dieta del genotipo” no puedes comer carbohidratos, obviamente vas a bajar, o si no puedes comer azucar, lo mismo. Pero no hay evidencia científica que avalen que tu genoma muestre qué dieta debas seguir.

Las conclusiones del estudio es que, si se siguen las dietas correctamente (cualquiera que sea), la pérdida de peso es igual, independientemente del perfil genético.