El Ministerio del Medio Ambiente presentó un anteproyecto para la zona, ya que las autoridades comprometieron ingresar un nuevo plan a la Contraloría antes del 31 de diciembre. Codelco, ENAP y AES Gener deberán reducir sus emisiones.

  • 6 noviembre, 2018

Luego que el 3 de octubre el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) iniciara el proceso de elaboración del plan de prevención y de descontaminación atmosférica para las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví, para ser reingresado a la Contraloría General de la República antes del 31 de diciembre de este año, el miércoles pasado se publicó el anteproyecto, el que fue socializado desde ayer en un proceso de participación ciudadana.

El documento establece de entrada que tiene como objetivo evitar la superación de la norma primaria de calidad ambiental para material particulado respirable MP10, como concentración anual, de la norma primaria de calidad ambiental para material particulado fino respirable MP2,5, como concentración de 24 horas, y recuperar los niveles señalados en la última norma mencionada, como concentración anual, en un plazo de cinco años.

En esa línea, para esta etapa de elaboración de anteproyecto, el Plan contiene un Análisis General del Impacto Económico y Social (AGIES), el cual evalúa los costos y beneficios de las medidas establecidas en esta iniciativa. Así, según los cálculos de AGIES, los costos asociados a la implementación del Plan, considerando un horizonte de evaluación de 12 años, se estiman en US$ 60,9 millones.

¿Cuáles son los ejes del Plan y en qué medida toca a las empresas?

El documento del gobierno pone su atención y las medidas de control más relevantes en Codelco, ENAP y AES Gener. Esto, porque las tres representan el 75% de emisiones de Material Particulado (MP), el 99% de dióxido de azufre (SO2) y el 81% de óxidos de nitrógeno (NOX).

En el caso de la estatal, la División Ventanas tendrá que reducir sus emisiones máximas permitidas de MP y SO2 en un 95% y 35%, respectivamente. Para alcanzar esta y otras medidas, la cuprífera deberá elaborar un informe anual sobre el cumplimiento de los límites de emisión de MP definidos para su establecimiento, el que deberá ser remitido a la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) dentro de los primeros 30 días hábiles de cada año calendario. Además, Codelco deberá implementar y validar el sistema de monitoreo continuo de emisiones de SO2 en la chimenea principal, el cual deberá estar en línea con los sistemas de información de la SMA.

En cuanto a la regulación asociada al complejo termoeléctrico Ventanas de AES Gener, ésta deberá bajar sus emisiones máximas permitidas de material particulado, dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno en un 75%, 40% y 32%, respectivamente. El documento del gobierno indica que para el cumplimiento de estas y otras medidas contempladas, por ejemplo, se deberán utilizarán los datos y metodología para el cálculo de emisiones del impuesto verde, de acuerdo a las instrucciones de la SMA.

Pero la empresa que más resentirá lo estipulado por el gobierno es ENAP, ya que según el AGIES deberá invertir US$ 41 millones para reducir en 64% sus emisiones al año 2030. En específico, la estatal tendrá que reducir en un 40% sus emisiones de dióxido de azufre y, en cuanto al material particulado, para el cual no contaba con un límite de emisiones permitidas, deberá disminuir en un 75% sus emisiones respecto del promedio declarado en el período 2015-2017.

Y considerando que no existe actualmente en Chile una norma que limite las emisiones de hidrocarburos, el plan incorpora un control de emisiones para estos basado en los procesos que las producen, para producir un reducción a través del monitoreo de las operaciones de las empresas.

¿El plan considera medidas inmediatas?

A pesar que las metas deberán cumplirse en un plazo de cinco años, y las reducciones comenzar a ser efectivas desde el tercer año, la iniciativa presentada por el gobierno incorpora medidas inmediatas para evitar nuevos episodios de contaminación en la zona y proteger la salud de sus habitantes. La primera medida es que, una vez que pase el filtro de la toma de razón por parte de la Contraloría, el plan congelará en forma inmediata el límite de emisiones de estas empresas considerando el promedio de los últimos años. Lo anterior, con el objetivo de asegurar que en el plazo de implementación de las nuevas limitaciones no se supere el estado de latencia y no se llegue al límite de saturación en la zona.

Además, teniendo en cuenta el decreto de Alerta Sanitaria y el Sistema de Alerta Temprana que fue implementado por el gobierno recientemente en la zona, se ha incorporado en el plan un capítulo de “Gestión de Episodios Críticos” que contempla los pronósticos de ventilación atmosférica y medidas de control a través de planes operacionales.