• 5 julio, 2018

Faltaban días para que el proyecto fuera promulgado como ley. Sin embargo, el 25 de junio, la Asociación de Industriales del Plástico (Asipla) arremetió en el Tribunal Constitucional (TC) con un escrito que busca frenar la iniciativa que prohíbe la entrega de bolsas plásticas.

El proyecto, que es impulsado por el gobierno y que fue aprobado en mayo en el Senado y en la Cámara de Diputados, hoy enfrenta un inesperado revés.

Para dirigir esta batalla, Asipla reclutó a un grupo de abogados constitucionalistas liderados por Gastón Gómez, José Francisco García y Francisco Cañas, todos del estudio Gómez, Pallavicini & García Abogados.

Gómez en esta materia tiene “carrete”. En 2016 alegó ante el TC en el requerimiento de Chile Vamos que terminó derribando el corazón de la Reforma Laboral. El jurista también redactó el escrito que presentó la Cámara Nacional de Comercio (CNC) contra la reforma al Sernac, que fue clave en la objeción que finalmente realizó el Tribunal a las facultades sancionatoria y normativa del proyecto.

Desde el gremio del plástico dicen que se trata de “una prohibición absoluta, total, permanente, arbitraria, selectiva, y desproporcionada, que tiene un impacto directo en el ejercicio del derecho a desarrollar una actividad económica lícita de mis representadas”. Y agregan que además de infringir los derechos a la igualdad ante la ley y la no discriminación arbitraria, la iniciativa implicaría reconocer al legislador “una competencia ilimitada para prohibir de manera absoluta, total, permanente, arbitraria, selectiva y desproporcionada cualquier actividad económica lícita a su sólo capricho”.

El martes pasado el TC desestimó el requerimiento. Pero Gómez ya planea cuál será su próximo round.