El agua mineral está siendo cada vez más apetecida en el mundo. Estas son algunas de las más caras. Bling H20: Es el agua mineral de moda entre la gente chic y, por ende, la más cara. Sus botellas son de cristal, las hacen únicas las incrustaciones de cristales de Swarovski y cuesta casi 370 […]

  • 23 marzo, 2007

El agua mineral está siendo cada vez más apetecida en el mundo. Estas son algunas de las más caras.

Bling H20: Es el agua mineral de moda entre la gente chic y, por ende, la más cara. Sus botellas son de cristal, las hacen únicas las incrustaciones de cristales de Swarovski y cuesta casi 370 euros.

Cloud Juice: Esta agua proviene de las lluvias de Tasmania, que se dice son una de las más limpias del mundo. Incluso se dice que este “jugo de nube” es 400 veces más puro que lo que los estándares mundiales recomiendan.

Fiji Water: Cada botella tiene seis litros de oxígeno y proviene directamente desde la Isla Fiji. Dicen que sus propiedades son inigualables para la piel y el pelo, y que el proceso de embotellamiento es sin contacto humano.

Karoo: Proviene del corazón de Africa (Sudáfrica) de hecho su nombre significa “lugar de sed”.

Extreme H20: Se ganó el premio de Bottle World Award 2004 en París. Muchos la consideran el agua sibarita por excelencia.

Chateldon: Se envasa desde 1650. Es específicamente un homenaje al rey sol, Luis XIV. Es sumamente exclusiva ya que solo se producen 700 mil botellas al año.

Gleneagles: Esta marca escocesa se disfruta en muchas catas de whisky. Incluso es parte del proceso de elaboración de ese licor.

Lynx: Se caracteriza por sus oligominerales. Se trata de un agua muy ligera que supone una gran disolución de las sales minerales. El valle que da vida a esta agua se encuentra al pie del Monte Peltri, ubicado en los Apeninos.