Nada de bien han caído en la industria de AFP las continuas recomendaciones de cambio de fondo de pensiones emitidas por Felices y Forrados. El sitio de internet que estimula a los afiliados a aprovechar los altibajos del mercado para incrementar sus ahorros previsionales ha obligado a las administradoras a modificar algunas de sus estrategias […]

  • 25 enero, 2013

Nada de bien han caído en la industria de AFP las continuas recomendaciones de cambio de fondo de pensiones emitidas por Felices y Forrados. El sitio de internet que estimula a los afiliados a aprovechar los altibajos del mercado para incrementar sus ahorros previsionales ha obligado a las administradoras a modificar algunas de sus estrategias de inversión y a alertar de que cambios masivos y de tan corto plazo podrían afectar las pensiones.

Felices y Forrados, que hace un año tenía 100 clientes y hoy maneja a 60 mil, ha conseguido rentabilidades superiores al promedio del sistema en los últimos 12 meses, pero según advierten ejecutivos de la AFP a medida que su tamaño siga aumentando los cambios de fondo serán más onerosos para los afiliados. Eso, porque no es lo mismo vender 100 mil dólares en acciones que un millón de dólares. A mayor monto, el mercado castiga el precio.

En la primera semana de enero, Felices y Forrados estuvo mostrando su modelo en el Senado, donde una comisión especial analiza los cambios que debieran hacérsele al sistema de AFP que ya se encamina a los 32 años.

Tras esa exposición, diversos parlamentarios se acercaron a pedirles informes con recomendaciones de reforma, que podrían ser incorporados al programa de gobierno de Michele Bachelet, según confirma el gerente general de Felices y Forrados, Rafael Garay.

Aunque hasta ahora las AFP en bloque no han salido a confrontar a Felices y Forrados, se sabe que la Asociación del sector está preocupada del tema e insistirá públicamente en advertir a los afiliados que los cambios de fondo no deben ser masivos.