[tweetable]¿Por qué la gente abandona los proyectos creativos?[/tweetable] A menudo, las cosas se vuelven terribles. De repente, usted siente que todo lo que ha hecho es una basura, el desorden en su cerebro nunca logrará finalizar un producto y todo el mundo va a pensar que es un fracaso. La verdad es que el terror […]

  • 11 noviembre, 2015

brainstorming

[tweetable]¿Por qué la gente abandona los proyectos creativos?[/tweetable] A menudo, las cosas se vuelven terribles. De repente, usted siente que todo lo que ha hecho es una basura, el desorden en su cerebro nunca logrará finalizar un producto y todo el mundo va a pensar que es un fracaso.

La verdad es que el terror es parte del proceso. La autora éxito de ventas Elizabeth Gilbert lo dice y la cineasta fundadora de los Webby Awards, Tiffany Shlain, lo confirma. En un video quiso trazar su propio proceso creativo, donde confiesa que renunció a su primer largometraje, cuando las cosas se pusieron difíciles.

“Ahora que he aprendido a abrazar todas las etapas, el proceso creativo se ha convertido en algo mucho más agradable”, añade.

Al compartir las etapas que atraviesa, y que se siente son universales para todos los proyectos creativos, dice que espera inspirar a otros a atravesar todos los momentos difíciles inevitables de un proceso creativo. Aquí están:

1. La corazonada

“Cualquier proyecto comienza con una corazonada, y usted tiene que reaccionar. Es un gran riesgo, porque usted estará a punto de saltar de un acantilado, y tiene que hacerlo si realmente cree en ella.”

2. Hable al respecto

“Dígale a su familia, a sus amigos, a su comunidad. Ellos son los que lo van a apoyar en este viaje lleno de peligros. (A menos que, por supuesto, usted sea una persona introvertida. En ese caso salte al punto siguiente y no se lo digas a nadie). ”

3. La esponja

“Me encanta esta etapa”, dice entusiasmada Shlain. “Voy a un montón de exposiciones de arte, veo muchas películas y leo vorazmente. Hago preguntas en Facebook y Twitter; soy una especie de esponja, recopilando ideas y tratando de formular mi propia idea sobre el tema “.

4. Construir

“Mi equipo y yo estamos construyendo. Estamos construyendo. Estamos escribiendo. Estamos leyendo. Estamos colaborando. Estamos construyendo una armadura, la arquitectura para el proyecto.” Creo que entiende la idea.

5. Confusión

“Esta es la parte que da miedo”, advierte Shlain. . “Confusión, duda, miedo, cada proyecto pasa por esta etapa. Pero lo bueno, y difícil, es que cualquier proyecto siempre se sale infinitamente mejor después de haberlo enfrentado con todos mis miedos”.

6. Tómese un descanso

“Tome un respiro. Literalmente, de un paso al costado del proyecto momentáneamente. Deje marinar el proyecto. ”

7. Pida retroalimentación

“Para dar retroalimentación constructiva, siempre que acurrucarse en el amor, porque somos humanos, y somos vulnerables”, aconseja Shlain, que sugiere que cuando se pide retroalimentación, se “establece una serie de expectativas para saber dónde está usted en el proyecto. A continuación, haga preguntas ¿qué funciona? ¿Qué no funciona?”

8. Falsos avances

“De pronto, usted se va a encontrar en un proyecto que tendrá muchos falsos avances… y hay que celebrar esos avances, ya que está en última instancia para llegar al gran avance”.

9. Revise sus notas

“Yo siempre hago esto a lo largo del proyecto, pero especialmente durante la recta final o cerca de una fecha límite vuelvo a ver todas mis notas y comentarios, y siempre encuentro una pista. Es eslabón perdido que hace que todo tenga sentido”.

10. Saber cuando ya terminó

“¡Me encanta esta parte!” concluye Shlain.

Revise el artículo original en Inc.