El bichito de la responsabilidad social tocaría ahora las puertas de LarrainVial, empresa que estaría evaluando su propia fundación educacional. Al parecer, el proyecto contemplaría apadrinar escuelas con el fin de mejorar la calidad de la enseñanza. De concretarse, sería una experiencia única entre los bancos de inversiones locales, que, como se ve, no querrían […]

  • 30 abril, 2008

El bichito de la responsabilidad social tocaría ahora las puertas de LarrainVial, empresa que estaría evaluando su propia fundación educacional. Al parecer, el proyecto contemplaría apadrinar escuelas con el fin de mejorar la calidad de la enseñanza.

De concretarse, sería una experiencia única entre los bancos de inversiones locales, que, como se ve, no querrían quedarseajenos a la tendencia de las grandes empresas en su relación con la comunidad.