• 12 julio, 2018

La historia lo enseña: primero los japoneses, luego los coreanos, hoy los chinos. Es la evolución de marcas emergentes en el mundo automotriz. Es el caso de Dongfeng, representada por Cidef, que apunta a elevar el estándar de los autos chinos y consolidarse con productos de alta calidad desde el gigante asiático.

La evolución de una marca automotriz contiene ciertas similitudes, parámetros a seguir que se complementan con sus estrategias de penetración de mercado y que terminan por consolidar a los grandes de la industria. Desde Japón -hace algunas décadas- irrumpieron Nissan y Toyota. Hace menos, fue el turno de Corea del Sur con Hyundai y Kia. La década pasada fue el turno de marcas chinas como Dongfeng -hasta hace muy poco DFM-, casa hoy representada por Cidef, un “decano” en introducir en Chile marcas desde Asia.

Y el camino se ve similar. Primero autos económicos y luego modelos que agregan real valor al usuario. Es el caso de Dongfeng, uno de los principales fabricantes en China, que mediante el tradicional importador relacionado con la familia Errázuriz acaba de lanzar en nuestro mercado 3 autos que proponen la evolución de los autos chinos. Se trata de dos SUV: el SX5, avanzado utilitario deportivo compacto, atractivo, dinámico y juvenil; el más familiar SX6, con tres corridas de asientos y equipamiento premium para todas sus plazas; y el más conservador sedán S50. Todos dentro de las últimas tendencias de la industria china: agregar valor y calidad.

El enfoque SUV

Hoy, pocas tendencias son tan definitorias como los SUV y Dongfeng se hace cargo de eso con la introducción de 2 modelos de SUV grandes, pero enfocados en segmentos distintos. El Dongfeng SX5 es un utilitario deportivo tecnológico, de cuidado diseño y buen equipamiento. Pensado para consumidores urbanos/off road, sofisticados y que ven en el diseño un valor. Bien equipado y utilizando las últimas tendencias en conectividad con smartphones y en asistencia a la conducción busca ganar a sus clientes por su manejo, look y equipamiento.

Se mueve mediante un motor de 2.0 litros, capaz de desarrollar 145 HP de poder, con un torque de 200 Nm, equipado con caja mecánica de cinco velocidades, ofrece un manejo dinámico y entretenido sin sacrificar eficiencia. Altamente equipado en seguridad y confort, con una pantalla touch de 8 pulgadas para controlar sus sistemas de entretenimiento y comunicación, es un SUV atractivo que abre el fuego para una nueva etapa de Dongfeng en Chile.

Lo sigue en su line-up, el Dongfeng SX6, un SUV algo más grande, pero con claro enfoque familiar. Potenciado en la seguridad con -por ejemplo, control de descenso- y con 3 corridas de asientos; utiliza el mismo motor y transmisión que el SX5, pero su configuración permite llevar hasta 7 personas, con asientos abatibles para aumentar el espacio de carga. Experiencia full para todos sus ocupantes, contempla aire acondicionado para las plazas traseras y un must de estos tiempos: cargador USB para la primera y segunda fila de plazas.

Preferencia sedán

Hasta hace unos años, por lejos el tipo de auto más vendido en Chile era el sedán. Con 3 cuerpos (capó, habitáculo y maletero), era el favorito en una época más tradicional. Hoy, sigue siendo apreciado y por ello, Dongfeng introdujo como última novedad del mes, el S50.

Se trata de un modelo que hábilmente conjuga en su diseño los componentes tradicionales de un sedán con las líneas fluidas del diseño orgánico, para un producto urbano, versátil y con gran espacio interior. Al estilo del tradicional auto de familia.

Este modelo se mueve con un motor de gasolina de 1.5 litros de cilindrada, capaz de entregar 118 hp a 6.000 giros de motor; con un torque de 143 Nm, desde 4.000 revoluciones. La administración de su fuerza pasa por una transmisión mecánica de cinco relaciones. Contempla como base de seguridad, frenos de disco con ABS y EBD, además de inmovilizador antirrobo y anclajes Isofix.