Cuando ha pasado menos de un mes desde que el ciclista estadounidense confesó haber recurrido a sustancias prohibidas en su carrera, Lance Armstrong se encuentra en conversaciones con la Agencia Estadounidense de Antidopaje para abrirse a contar detalles que revelen quiénes lo ayudaban a doparse y lo cubrieron por casi una década. Armstrong, quien ha […]

  • 7 febrero, 2013

Cuando ha pasado menos de un mes desde que el ciclista estadounidense confesó haber recurrido a sustancias prohibidas en su carrera, Lance Armstrong se encuentra en conversaciones con la Agencia Estadounidense de Antidopaje para abrirse a contar detalles que revelen quiénes lo ayudaban a doparse y lo cubrieron por casi una década.

Armstrong, quien ha sido expulsado de participar en la competencia olímpica de por vida, revelaría estos detalles con el objetivo de que su castigo se redujera a 8 años fuera de competencia, según informa New York Times.

La Agencia Antidopaje le había dicho al ciclista que si este miércoles no llegaba a declarar, con información sustancial acerca de su sistema de dopaje, se haría permanente su castigo de por vida. Sin embargo, ese día se dijo que se le daría un plazo de dos semanas.

“Nos hemos estado comunicando con Armstrong  y sus representates y entendemos que quiere cooperar en el esfuerzo para limpiar el ciclismo y ser parte de la solución», dijo Travis Tygart, responsable de la agencia.