Tras un mes fuera de Chile, el ex presidente Ricardo Lagos tendrá un paso relámpago por Santiago. De regreso esta semana tras maratónicos desplazamientos y actividades derivadas de su responsabilidad como enviado especial de la ONU para el Cambio Climático, su agenda estará marcada fundamentalmente por materias políticas. Obvio, considerando los acontecimientos registrados durante su […]

  • 26 noviembre, 2008

Tras un mes fuera de Chile, el ex presidente Ricardo Lagos tendrá un paso relámpago por Santiago. De regreso esta semana tras maratónicos desplazamientos y actividades derivadas de su responsabilidad como enviado especial de la ONU para el Cambio Climático, su agenda estará marcada fundamentalmente por materias políticas. Obvio, considerando los acontecimientos registrados durante su ausencia, en particular su proclamación como precandidato presidencial por parte del PPD, el peregrinaje ad hoc por Europa del presidente del mismo partido para convencer a Lagos y los sucesivos sondeos de opinión que lo posicionan en el mapa electoral 2009.

De acuerdo a datos obtenidos en su círculo cercano, aún no hay actividades prefijadas –de las que se encarga personalmente- pero está claro que la política será la actividad que concentrará sus energías en los pocos días que alcanzará estar en Chile, antes de subirse nuevamente al avión, los primeros días de diciembre; esta vez, rumbo a Potsdam, Polonia. Allí debe asistir a un encuentro relevante –previo al de Copenhague 2009- con miras a las decisiones para el Protocolo de Kyoto II, el acuerdo que debe reemplazar al actual y que expira en 2010. Esta reunión, que se vaticina compleja dado el escenario financiero mundial, se prolongará por poco más de una semana.