Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Harvard y publicado en JAMA Pediatrics, las guaguas que han sido amamantadas por un largo periodo presentan un desarrollo cognitivo más alto que aquellos que carecieron de la lactancia materna, dice Bloomberg. De hecho, mientras más tiempo fueron alimentados por el pecho de su madre, […]

  • 31 julio, 2013

Guagua. Foto El Mundo

Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Harvard y publicado en JAMA Pediatrics, las guaguas que han sido amamantadas por un largo periodo presentan un desarrollo cognitivo más alto que aquellos que carecieron de la lactancia materna, dice Bloomberg.

De hecho, mientras más tiempo fueron alimentados por el pecho de su madre, mayor sería el coeficiente intelectual.

El estudio contó con la participación de mil mujeres y sus hijos. Un mes adicional de lactancia se relacionaba a mejores habilidades de lenguaje a los 3 años y a un mejor nivel intelectual a los 7 años.

Ésta es una de las investigaciones más largas sobre la influencia de la lactancia materna en la inteligencia del niño.

La Academia Americana de Pediatría recomienda una lactancia exclusiva durante los primeros seis meses -es decir, antes de introducirle alimentos- y continuar con el amamantamiento hasta al menos el primer año.

Revise el artículo completo en Bloomberg.