Aunque dejó la FED hace ya más de un año, hay que reconocer que Alan Greenspan sigue roncando en el mundo de las finanzas mundiales. Sus últimos comentarios sobre una posible recesión de Estados Unidos, planteados en una conferencia, generaron una fuerte caída de las bolsas… Infinitamente más que cualquier comentario que pueda hacer Ben […]

  • 9 marzo, 2007

Aunque dejó la FED hace ya más de un año, hay que reconocer que Alan Greenspan sigue roncando en el mundo de las finanzas mundiales. Sus últimos comentarios sobre una posible recesión de Estados Unidos, planteados en una conferencia, generaron una fuerte caída de las bolsas… Infinitamente más que cualquier comentario que pueda hacer Ben Bernanke.

Y como el ex presidente de la FED no tiene un pelo de tonto, esta vez sí que está sacando partido de su popularidad. Ahora cobra cifras astronómicas por hablar, cosa que nunca hizo mientras estuvo en la cima. De hecho, todo el mundo comenta que estuvo 18 años en la FED porque la política monetaria mundial de verdad le interesaba y no por un asunto de dinero. El sueldo anual que tenía en la FED, sin ir más lejos, ascendía a unos 180 mil dólares, cifra nada de suculenta atendida su responsabilidad y la jerarquía del cargo. En ocasiones aumentaba el patrimonio gracias a las conferencias, por las cuales cobraba 20 mil dólares… Ahora que dejó la FED, sin embargo, está cobrando más de 100 mil dólares por conferencia, las que realiza a través del Washington Speaker Bureau, el mismo organismo que ha reclutado a personajes de la talla de Bill Clinton y Colin Powell para dar charlas.

Hay que tener en cuenta que Alan Greenspan siempre tuvo un equipo de 200 doctorados para ayudarlo a descifrar los mercados y predecir las tendencias. Hoy en cambio, apenas trabaja con una docena de funcionarios, y así y todo no deja de sorprender y complicar al mercado. Y eso que ya tiene 79 años.