Con un peritaje contable cuya gratuidad fue acordada por las máximas autoridades del plantel, la Universidad de Santiago se hizo parte del caso La Polar. A mediados de junio, Bárbara Salinas, la abogada de los accionistas minoritarios perjudicados por el fraude de las reprogramaciones, pidió a la fiscalía centro norte más plazo para poder anexar ese estudio.

  • 3 julio, 2012

Con un peritaje contable cuya gratuidad fue acordada por las máximas autoridades del plantel, la Universidad de Santiago se hizo parte del caso La Polar. A mediados de junio, Bárbara Salinas, la abogada de los accionistas minoritarios perjudicados por el fraude de las reprogramaciones, pidió a la fiscalía centro norte más plazo para poder anexar ese estudio.

El peritaje, que está en manos del Centro Internacional de Investigación en Ciencias de la Contabilidad a cargo de Angélica Peña, busca determinar el rol de las corredoras de bolsa en la enorme pérdida patrimonial que para los accionistas minoritarios implicó el fraude. Varios de ellos han declarado que compraron o mantuvieron acciones de la ex estrella del retail por recomendaciones de los bancos de inversión, pero éstos se defienden diciendo que sus recomendaciones jamás implicaron obligación de comprar.

Sin embargo, el peritaje busca establecer si al mismo tiempo en que las casas de bolsa recomendaban comprar La Polar las corredoras hacían lo mismo con su cartera propia o si sólo buscaban deshacerse de los papeles rápidamente.

Las firmas investigadas ya entregaron la información solicitada: sus transacciones desde septiembre de 2010 hasta el 9 de junio, cuando estalló el caso.

Los resultados de este peritaje son ansiosamente esperados, ya que si se comprueba que privilegiaron sus carteras propias se abrirá un nuevo flanco en el caso, sobre todo en el ámbito de las acciones civiles. Algo que, en todo caso, la investigación de la fiscalía ya anticipó: a mediados de abril creó una carpeta especial llamada “corredoras”.

Así, hoy en el caso La Polar se investigan tres aristas: el fraude mismo; el rol de la auditora PWC y ahora, las corredoras.

La semana pasada, el Ministerio Público pidió una extensión del plazo para continuar la investigación que vence el 16 de agosto.